La familia del comerciante de Turdera reclama la detención de sus asesinos

Los familiares de José Gatto, el comerciante de 74 años asesinado por dos delincuentes el viernes último en Turdera, reclaman que se continúa buscando a los responsables del homicidio y solicitan a los vecinos que puedan aportar imágenes de cámaras o cualquier dato que ayude a la investigación.

“Sé que no me lo van a devolver y la imagen terrorífica que le quedó a mi hermano no se la saca nadie, pero no voy a parar hasta que esta gente quede presa”, expresó Agatha Gatto, la hija de la víctima, en diálogo con DiarioConurbano.com.

La familia está pidiendo que los vecinos de la zona aporten cámaras de seguridad para dar con los sospechosos que se encuentran prófugos. “Buscamos filmaciones de la zona del día 28. Por el momento, conseguimos solo algunas. Suponemos que los ladrones estuvieron observando porque mi hermano quince minutos antes cerró el local y se fue”, explicó la hija de la víctima.

“Mi papá estuvo en mi casa y después se fue. Pensamos que alguien lo vio llegar y aprovechó que estaba solo. En una de las filmaciones se ve a los dos delincuentes caminando, uno de ellos estaba en la parada del colectivo y mi papá pasa caminando por ahí, son cosas que nos hace pensar que estaban observándolo”, explicó la mujer.

Asimismo, relató que su padre salió a la puerta para darle de comer a unos gatitos y fue en ese momento que se le acercaron los dos delincuentes armados. “Salió a la puerta y cuando volvió pasó todo”, indicó.

Por otro lado, la mujer aseguró que los vecinos de Turdera hace tiempo vienen reclamando mayor seguridad para la zona.

“Mi viejo, a las ocho de la noche, estaba haciéndole el aguante a la gente en la parada de colectivo para que no los asaltaran. Le hicimos cerrar el taller justamente por tanta inseguridad. Ahora lo que estaba haciendo era encerrarse en el taller hasta las dos o tres de la tarde limpiando, haciendo algunos arreglos, para algún vecino”, comentó Aghata.

El hecho

El hecho ocurrió el viernes 28, alrededor de las 21, cuando José Gatto, de 74 años, llegó a su casa ubicada junto a su comercio de venta y reparación de radiadores, en la avenida Hipólito Yrigoyen y Azcuénaga, en Turdera.

El hombre fue interceptado por dos delincuentes que, a punta de pistola, lo ingresaron por la fuerza a su vivienda. Allí se toparon con su hijo, Nahuel, a quien golpearon. El hombre fue llevado, amenazado, por los delincuentes al comercio. Previamente, los sujetos ataron a su hijo.

Al parecer, el comerciante habría intentado forcejar con los ladrones y uno de ellos le disparó dos veces. Luego, escaparon en la camioneta Berlingo de la víctima.