La familia de un joven asesinado en Fiorito pide protección para los testigos por amenazas

A dos años del homicidio de Leonardo Lescano, un joven asesinado en un robo en Fiorito, Lomas de Zamora, la familia espera el juicio para finales de marzo y pide que la justicia proteja a los testigos que fueron amenazados. El hecho ocurrió el 20 de marzo del 2020.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Pablo Lescano, padre del joven, aseguró: “Queremos que se haga justicia y que se proteja a los dos testigos clave que vieron todo y están siendo amenazados por la familia del acusado. Queremos que tomen medidas para resguardar la causa”. 

La causa fue elevada a juicio y esperan que el juicio comience cerca del 22 de marzo. Sin embargo, las dos testigos que presenciaron el hecho y tienen la intención de participar del debate oral informaron que fueron amenazadas.

“Las dos viven en el barrio de la familia del imputado y tiene miedo. A una de ellas le chocaron la puerta de su merendero varias veces para impedir que vaya a declarar. Queremos que la justicia brinde protección para resguardarlos y que no se vea perjudicada la causa”, manifestó el padre de Leonardo.

Gastón Giménez, de 22 años, se encuentra detenido desde febrero del 2020, y será juzgado por el delito de “homicidio agravado criminis causae en concurso real con robo calificado por el empleo de arma blanca”. El debate estará a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 de Lomas de Zamora. 

Con respecto a la pena, Pablo considera que las pruebas “son contundentes” y que están dadas las circunstancias para que sea condenado a prisión perpetua. “Queremos prisión perpetua como tiene que ser y la fiscal va a pedir eso. Esperamos que la justicia actúe como tiene que actuar y que el juez no interprete otra cosa. Entendemos que es imposible que quede libre”, declaró Pablo.

En este marco, la familia de Leonardo comentó que está conforme con la etapa de instrucción y espera que el Tribunal tenga en cuenta la gravedad del delito y los antecedentes del imputado. 

“No hay manera de que se considere inocente al acusado. Leonardo llegó a declarar y las dos testigos lo identificaron”, relató el padre de la víctima. 

De cara al juicio y en este contexto, la familia del joven explicó que de continuar las amenazas realizarán una marcha y cortaran Camino Negro para visibilizar esta circunstancia.

Según la investigación, el hecho ocurrió el 20 de febrero de 2020 en Milán y Figueredo, en Fiorito. En esa esquina el joven fue asesinado de una puñalada por un delincuente que le robó el teléfono celular y huyó.