Juzgarán a un policía que atropelló y mató a un joven de 17 años en Monte Grande

A cuatro años del crimen, comenzará este miércoles el juicio por el homicidio de Facundo Danese, un joven que fue atropellado por un policía en Monte Grande, en 2015. La familia de la víctima reclama por el cambio de la carátula del caso y que el policía acusado, Daniel Uriarte, sea desplazado de su cargo en Cañuelas debido a que continúa trabajando.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Roxana, la madre de la víctima, aseguró: “Tenemos pocas expectativas porque la justicia en Argentina no existe pero esperamos que aunque sea se lo desafecte de la fuerza al asesino y que vaya preso”. El juicio comenzará este miércoles 23 de octubre 

Facundo volvía de bailar en moto el 3 de mayo de 2015 y cuando llegó a las calles Nuestras Malvinas y Bruzzones, un patrullero lo impacta. Según la investigación, el auto venía en contramano por Bruzzones, sin balizas, ni sirenas y a altísima velocidad. Uriarte tenía 11 años de antigüedad en la fuerza al momento del homicidio.

En este sentido, Roxana explicó que buscan que “no vuelva a pasarle a ninguna persona más” y que se haga justicia por Facundo, quien murió en el acto luego de salir disparado casi 20 metros del lugar del impacto.

“Esperamos que no vuelva a matar a otra persona como lo hizo con mi hijo y que se cambie la carátula de homicidio culposo a homicidio doloso”, relató la madre de Facundo.

Se espera que varios testigos del hecho presten su declaración ya que pudieron certificar la velocidad del vehículo y la irresponsabilidad de quien manejaba el patrullero. “Otras personas dijeron que mi hijo estaba alcoholizado y la autopsia dio que tenia 0% de alcohol en sangre”, manifestó Roxana sobre cómo se trató el caso.

“No se que pasara con la pena pero espero que sea haga justicia. Y si bien este juicio es contra Daniel Uriarte, después esperamos juzgar a los jefes de él, que encubrieron cosas del caso”, apuntó la madre de la víctima.

Además opinó que espera que con el cambio de carátula se aumenten las posibilidades “de que vaya preso”. “Está todo comprobado y eso me da tranquilidad.  Él cometió todas las infracciones posibles, no acudía a ningún llamado de urgencia, no se encontraba en donde tenía que haber estado y no tendría que haber cruzado de ese modo”, criticó Roxana.