Jardín 907 de El Jagüel: Docentes sostienen la inocencia de la maestra acusada de abuso

Un grupo de docentes autoconvocadas sostienen la inocencia de la docente de música que fue denunciada por abuso sexual en el Jardin 907 de El Jagüel y rechazaron el desplazamiento iniciado por Lilian Geronis, Jefa distrital de Educación de Esteban Echeverría, de todo el personal de la escuela. Según fuentes judiciales, aún restan realizarse cámaras gesell a las presuntas víctimas, mientras que la docente – quien tuvo que mudarse por las agresiones sufridas – no se encuentra formalmente imputada en la causa.  

En diálogo con DiarioConurbano.com, Mónica, una docente jubilada que trabajó por 21 años en el Jardín y se solidarizó con la causa, aseguró: “Queremos que le hagan una cámara gesell a la nena porque no descartamos que haya sido abusada y debe ser protegida pero estamos convencidas de la inocencia de la docente”.

Luego de que una madre acusara a la docente de música de haber abusado de su hija, la inspectora distrital resolvió desplazar a todo el personal de la escuela mediante la aplicación de una artículo provisorio. Sin embargo, otro grupo de madres presentó una nota para que vuelvan a reintegrarse al jardín ya que consideraron innecesario haber removido a todas las maestras cuando fue una sola la denunciada. Por ahora hay una perito y tres abogados que trabajan en el análisis del perfil de la docente acusada. 

“No tendrían que haber separado a 20 personas. Hay que dejar que la justicia investigue y se expida. No es justo lo que pasa, la docente acusada tiene una conducta intachable y sus propias compañeras dijeron que no vieron ninguna irregularidad”, criticó la docente jubilada.

La docente solicitó licencia debido a que el grupo de madres que la acusó querían que “la entregaran” y hace pocos días le intentaron quemar la casa, razón por la que se mudó junto a toda su familia. 

“No pongo en duda la palabra de la madre pero así como se investiga a la docente, se tiene que investigar el hogar de esa niña, tiene que ser preservada”, argumentó.

En esta línea, muchas de las docentes desplazadas temen por su seguridad y esperan que la justicia actúe con rapidez. “Todas quieren saber la verdad y volver al trabajo. Si le pasa a algo por alguna de las maestras, ¿quien se va a hacer cargo?”, manifestó Mónica, que se jubiló el año pasado.