Intentarán aclarar a través de testimonios el asesinato del joven luchador de kick boxing en Glew

Aristimuno Federico

Tras el asesinato a quemarropa de Federico Gastón Aristimuño, un joven de 24 años que fue disparado a la salida de un boliche en Glew el último lunes, el fiscal de Lomas de Zamora Gerardo Loreyro continúa intentando esclarecer el hecho a través de diferentes personas que estuvieron en la fiesta con la víctima. Además, dispuso varias diligencias que buscan identificar y localizar el vehículo de los atacantes que permanecen prófugos.

La tragedia ocurrió en medio de una pelea a la salida de una fiesta de Año Nuevo en una quinta ubicada en Parravicini al 800, en la localidad mencionada de Almirante Brown. Según trascendió, fue allí cuando cinco jóvenes se acercaron a Aristimuño y tras mantener una breve discusión, uno de ellos sacó un arma y le disparó en la cabeza.

La víctima fue identificada como Federico Gastón Aristimuño quien era luchador de Kick Boxing. En tanto, fuentes judiciales informaron que los atacantes del chico no habían participado del festejo, sino que al cruzarse con otro grupo que sí habían acudido se agredieron física y verbalmente.

El disparo ingresó desde el lado izquierdo del cráneo. Según los investigadores, de acuerdo al tipo de impacto, es muy probable que el asesino le haya disparado con el arma apoyada en el cráneo de Aristimuño.

Luego de la agresión, ante el estupor de la gente que había concurrido al lugar, los jóvenes escaparon en un auto oscuro. Ahora, son buscados por policías de Lomas de Zamora.