Hallan asesinado en su casa de Monte Grande a un jubilado y sospechan de una mujer

Un bombero jubilado de 85 años fue encontrado asesinado a puñaladas en su casa de Monte Grande y los investigadores creen que lo mató una mujer que lo sedujo para robarle el dinero de dos pensiones que había cobrado la semana pasada, informaron fuentes policiales y judiciales.

El hallazgo del cuerpo se dio a conocer este jueves pero ocurrió el martes alrededor de las 21, cuando el nieto de Marcelino Adán Vega (85) fue hasta su vivienda, ubicada en Azcuénaga 1930, de Monte Grande, en el partido de Esteban Echeverría.

Según relató el hijo de la víctima, Marcelo Alejandro Vega, su hijo iba "especialmente porque (el anciano) no contestaba los teléfonos", desde el viernes 28 de noviembre.

"De entrada mi hijo vino, vio el portón abierto treinta centímetros. Me llaman a mí, cuando yo vengo miro eso y digo `algo le pasó`", recordó Marcelo, quien también encontró el auto Renault Clío de Vega con los vidrios bajos y estacionado de frente, pese a que él habitualmente lo dejaba de culata ya que usaba un andador para movilizarse y de esa forma le resultaba más cómodo.

Ante esas irregularidades, su hijo decidió romper un vidrio y asomarse al interior de la vivienda; desde allí alcanzó a ver que el anciano estaba en el suelo, por lo que decidió romper una puerta e ingresar.

"Cuando lo veo me impresioné, lo encuentro pegado a la mesada, con una silla caída. Pobrecito, tenía el cargador del teléfono abajo de la mano, por lo que entiendo que él atinó a llamarme", dijo Marcelo, quien descubrió que su padre ya estaba muerto con cinco puñaladas en el costado del tórax y en el cuello.

Poco después llegaron al lugar efectivos de la Comisaría de Monte Grande y peritos científicos que constataron que Vega llevaba al menos 48 horas fallecido y notaron el faltante de los 14.000 pesos que el anciano había cobrado el viernes en concepto de jubilaciones.

Entre los elementos hallados se encontraba una tarjeta de débito a nombre de un hombre de identidad desconocida para la familia, que los efectivos encontraron sobre la mesa del comedor, un mechón de cabello que el anciano aparentemente alcanzó a arrancarle a la persona que lo atacó y la huella sobre sangre de una zapatilla de talle chico.

Estos últimos dos hallazgos abonarían la hipótesis de los investigadores acerca de que el atacante pudo ser una mujer.

Es que, de acuerdo al hijo de la víctima, el viernes se había comprometido con su padre para acompañarlo a cobrar las dos pensiones que cobraba como ex ferroviario y ex bombero, pero Vega lo llamó después del mediodía para avisarle que ya había ido con una mujer.

"Me llama 12.38 y me dice `quedate tranquilo que ya cobré`", relató Marcelo al canal de noticias C5N y, agregó que cuando le preguntó con quién lo había hecho, su padre le dijo que "con la chica que limpia", aunque aseguró que ni él ni el resto de su familia la conocía.

Además, aseguró que un vecino confirmó que el viernes vio una mujer "abriendo el portón" de la casa.

Ayer, en tanto, se presentó en la vivienda de Vega una joven que según Marcelo "se identificó como la chica que limpia", que preguntaba por el anciano y decía que había concurrido al lugar tanto "el mismo viernes, el sábado y el domingo" y que se preocupó porque no le atendían.

"Negaba haber acompañado a mi papá" al banco, dijo Marcelo, y añadió que "en la billetera tenía una foto con un corazón" de su padre y que sospechaba que la chica lo había sometido a "un juego de seducción".

Marcelo le avisó a la policía acerca de la presencia de la chica y fue llevada ante la Justicia a declarar, aunque en calidad de testigo.

Es que si bien para los familiares esa mujer es la principal sospechosa del homicidio, para los investigadores aún existen dudas y pretendían profundizar en las próximas horas la pesquisa en torno a las cámaras de seguridad del banco, como así también otras pruebas científicas.

Los investigadores  quieren establecer si en las imágenes del banco se observa la presencia del anciano asesinado con alguna mujer y, en ese caso, si esa mujer es la supuesta mucama identificada.

Interviene en la causa la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 del Departamento Judicial Lomas de Zamora, a cargo del fiscal Juan José Vaello.