Fusilaron a dos jóvenes en Villa Diamante, en un ajuste de cuentas

Tenían 20 y 25 años. Recibieron cuatro balazos, algunos en la cabeza. Estaban en un auto que habían robado unas horas antes en Avellaneda. Algunos vecinos indicaron que se habría tratado de una venganza porque uno de las víctimas se involucró con la novia de un vecino. Si bien los comercios de la zona estaban todos abiertos, nadie pudo identificar a los agresores.

Dos jóvenes de 20 y 25 años fueron encontrados asesinados a tiros en la cabeza dentro de un auto robado en Villa Diamante, en Lanús Este. Los investigadores creen que el doble homicidio está relacionado a un ajuste de cuentas, particularmente una antigua disputa por una joven.

“Lo poco que dijeron los vecinos apunta a un ajuste de cuentas por el tema de una chica con la que se habría involucrado una de las víctimas. Pero no está claramente definida esa versión”, informaron fuentes judiciales a DiarioConurbano.com.
El hecho fue descubierto este mediodía en el cruce de la calle Benito Pérez Galdos y Hornos, del barrio Villa Diamante, donde fueron encontrados dos hombres asesinados dentro de un Volkswagen Fox blanco que había sido robado en Avellaneda horas antes. 
Según los investigadores, todo comenzó cuando un vecino observó los dos cuerpos dentro del auto y alertó al teléfono de emergencias policiales 911, por lo que personal de la comisaría local se dirigió al lugar. 
Los policías que llegaron allí, determinaron que ambos hombres estaban muertos y presentaban orificios de bala en su cabeza. 

“Tenían cuatro balazos cada uno”, detallaron fuentes judiciales a este portal. Las víctimas fueron identificadas como Gonzalo y Ezequiel Onores, de 25 y 20 años, respectivamente. Según se determinó, los hermanos viven en la zona.

En base a dichos de testigos, a pocas cuadras del lugar del doble crimen fue demorado este jueves a la tarde un sospechoso, aunque se aguardaba que la Justicia determine si hay elementos para que quede formalmente detenido.

Una de las pistas indica que los agresores – que serían dos jóvenes – se movilizaban en un Renault 9 color rojo. 

Las mismas fuentes dijo explicaron a este portal que ni en poder de los hermanos asesinados ni en poder del detenido se encontraron armas de fuego. 
Los familiares de las víctimas aportaron algunos datos que permitieron a los pesquisas establecer que, en principio, el doble homicidio puede estar relacionado a un ajuste de cuentas y no vinculado al robo previo del auto. 
“Si bien muchos negocios de la zona estaban abiertos, nadie parece haber visto nada. En realidad, hay mucho miedo”, explicaron los investigadores.

La causa por este doble homicidio se encuentra en la UFI2 de Lomas de Zamora, a cargo de la fiscal Mariana Monti.