Fiorito: La familia de Sergio Pavón criticó la decisión de liberar a su pareja

La familia de Sergio Pavón, un hombre asesinado por su pareja en Fiorito, repudió la decisión de la Cámara de Apelaciones de Lomas de Zamora que resolvió que fue en legítima defensa y se dio cese a la prisión domiciliaria por inexistencia de delito. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Martin Leal, abogado de la familia de Pavón, aseguró: “La familia lo recibió muy mal y nos asombra la celeridad con la que trabajó la cámara porque no hace ni 90 días de la muerte y aún faltan los resultados de algunas pericias”. 

Laura Herrera fue acusada del homicidio de su pareja y si bien desde un principio la defensa argumentó que fue en legítima defensa, la familia de Pavon lo negó rotundamente. 

Luego de otorgarle la prisión preventiva, los camaristas de la sala I de Lomas de Zamora determinaron que la joven de 25 años se defendió cuando el hombre la mantenía reducida y la ahorcaba apretando su cuello con el antebrazo.

En este sentido, Leal opinó que intentarán recurrir a Casación para revertir este resultado y convencer a los jueces que tanto la Cámara como el juez de Garantías “están equivocados”. 

“Podemos tolerar que le hayan dado la prisión domiciliaria pero de ahí a resolver que no hay una conducta antijurídica y darle la libertad a una persona que asesinó a otra da cuenta que nos olvidamos de los derechos de la víctima”, alertó el abogado. 

Uno de los principales argumentos de los camaristas fue el relato de Herrera que aseguró que quedó inmovilizada de cara a la mesada y que direccionó el cuchillo hacia atrás, sin ver donde asestaría la puñalada.

El letrado advirtió que Herrera “dijo lo que le convenía decir” y la defensa “hará su mejor trabajo” pero que antes de resolver esto se tendría que haber hecho una reconstrucción. 

“Quedaron cosas inconclusas entonces causa indignación. La familia puede soportar la prisión domiciliaria y que espere el día del juicio porque por lo menos el proceso sigue, sabemos que será juzgada y se aclaran las cosas pero esto es dejar sin chances a la familia y no se logró explicar bien la situación”, aseveró.

El hecho ocurrió el último 21 de julio, en un departamento ubicado en La Haya al 600, en Fiorito, donde vivía Sergio Pavón, de 47 años. Según la investigación, él se acercó a la casa donde la mujer estaba con su hijo y le rompió la estufa. Es por esa razón que Herrera se dirigió a la casa de él para que le diera algo para paliar el frío. Cuando ingresaron a la vivienda, comenzaron las agresiones y Herrera lo apuñaló.