Fiorito: A tres meses, no hay imputados por el crimen de Diego Retamar

Luego de más de 3 meses, el crimen de un hombre de 41 años, ocurrido en Fiorito, la investigación sigue empantanada. Si bien algunos testigos nombran a dos posibles autores, en la fiscalía de Lomas de Zamora que instruye la causa no consideran hayan pruebas suficientes para ordenar detenciones.

La familia de Diego Martín Retamar – la víctima – continúa pidiendo justicia a través de redes sociales. El hombre fue asesinado el 29 de octubre pasado. Según lo relatado, ese día se juntó con sus amigos a cenar y apareció a las 9 de la mañana tirado en Conesa y Ginebra, golpeado y con sangre en todo su cuerpo.

Si bien allegados a Retamar apuntan hacia los amigos que se juntaron esa noche, la justicia aún no determinó a un acusado. 

Por lo contado, Diego se había reunido en su casa con los amigos, quienes luego de llamar a varios Uber le robaron el auto a un conductor. Al otro día fue encontrado el cuerpo de la víctima y en un registro filmográfico se vio como desde un auto tiraron un cuerpo por la zona en la que fue hallado. 

En este sentido, Sandra, la hermana de la víctima, explicó que se encontraron camperas llenas de sangre en la casa de su hermano y que “había sangre desde su casa hasta la de otro chico que estuvo con él”.

“Los chicos no dieron la cara cuando se enteraron que hay un video. Nosotros queremos saber qué es lo que paso, no entendemos nada”, manifestó la hermana de la víctima.

Con respecto a las pruebas, la hermana de Diego sostuvo que “hay bastantes” ya que en varios vecinos reconocieron a los implicados en el video que registraron las cámaras y destacaron que “las camperas tenían sangre y fueron toqueteadas”.