Femicidio en Lomas: Confesó el crimen pero se negó a declarar

La empleada doméstica encontrada asesinada en un hotel alojamiento de Lomas de Zamora había sido golpeada y estrangulada manualmente, y por el femicidio su ex marido se negó a declarar y seguirá detenido, informaron este martes fuentes judiciales.

De acuerdo a los resultados de la autopsia, Delfina Encarnación Quispe Pumahuacre (51), de nacionalidad peruana, murió por asfixia manual luego de haber recibido golpes en distintas partes del cuerpo.

Fuentes judiciales informaron que una vez que la fiscal de la causa, Marcela Juan, recibió estos datos preliminares, indagó al detenido Alfredo Agustín Noriega (54) por el delito de “homicidio calificado por el vínculo y por mediar violencia de género”, pero el acusado se negó a declarar.

El hecho que se le imputa a Noriega fue descubierto ayer por la madrugada, en el hotel alojamiento Acapulco, situado en Cosquín 788 de la localidad Villa Centenario, partido de Lomas de Zamora, en la zona sur del Gran Buenos Aires, adonde él y Quispe se habían dirigido la noche anterior ya que, al parecer, intentaban reconciliarse.

De acuerdo a los voceros, alrededor de la 1.40 las empleadas de limpieza del hotel se dirigieron a la habitación 113 luego de que Noriega se retiró del establecimiento a bordo de su Peugeot 505 y dentro de la pieza hallaron tendida en el piso y boca arriba a Quispe.

Ante esta situación, los responsables del hotel llamaron a la Policía, por lo que los efectivos de la comisaría 7ma. de Lomas de Zamora, con jurisdicción en la zona, se trasladaron al lugar, al igual que facultativos del Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME) que constataron el fallecimiento de la mujer.

A su vez, los peritos de la Policía Científica secuestraron en la escena del crimen dos blíster vacíos de la droga conocida como “Viagra”.

Por otro lado, y mientras se desarrollaban las primeras tareas investigativas, se presentaron en el hotel una hermana y un hijo de Noriega que denunciaron que el hombre, de ocupación albañil, había llamado para hacer una confesión.

“El hombre le dijo a la hermana que había tenido una pelea con su ex mujer ahí dentro del hotel, que se le había muerto y que la había dejado abandonada en la habitación”, dijo a Télam una fuente policial.

En base a los datos colectados por la Policía, la fiscal Juan, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia de Género de Lomas de Zamora, ordenó la aprehensión de urgencia de Noriega.

Los efectivos policiales comenzaron a buscar al sospechoso y lo encontraron mientras merodeaba el domicilio de la hermana a la que había llamado, situado en la calle Julio Verne, entre Emerson y Ameghino, también de Lomas de Zamora, donde fue interceptado y detenido.

Los pesquisas también secuestraron en poder del acusado el Peugeot 505 con el que había abandonado el hotel alojamiento.

La principal hipótesis que manejan los investigadores apunta a que se produjo una discusión de pareja por la existencia de otro hombre vinculado a la mujer asesinada.

A su vez, los pesquisas determinaron que en marzo pasado Quispe había denunciado a su ex marido en la UFI 2 de Lomas de Zamora por lesiones y amenazas, al tiempo que Noriega había sido acusado también de desobediencia y tenía una restricción perimetral vencida.