Femicidio en Lanús: “Estoy segura que ella le contó que quería volver con su pareja y la mató”

Una amiga de Milagros Orieta, la joven ahorcada con una sabana en una vivienda de Villa Caraza, en Lanús, y por cuyo homicidio está detenido su pareja, contó que la joven pensaba volver con un ex novio lo que habría desencadenado el crimen. “Estoy segura que ella le contó que quería volver con su pareja y él terminó matándola”, dijo la amiga de Orieta.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Brisa Galinelli, una amiga de la víctima, aseguró que el acusado, identificado como Ariel Alberto Martínez, de 47 años, con quien la joven mantenía una relación sentimental era un “obsesivo”.

“La hostigaba siempre. Era un enfermo que no quería que se juntara conmigo. Yo siempre le decía (a Milagros) que no quería que estuviera con Ariel y él me odiaba por eso”, expresó Brisa.

En esa línea, afirmó: “Ella estaba por volver con un ex novio, con el que tuvo una relación de seis años. Estoy segura que ella fue a contarle eso a Ariel y él no aguantó que ella pensara volver con su pareja y terminó matándola”.

Milagros, de 21 años, había abandonado el colegio porque su familia es humilde y necesitaba trabajar. “Ella siempre fue de trabajar, era independiente”, explicó la amiga de Milagros.

Al mismo tiempo pidió justicia y que Martínez, quien está detenido en la Comisaría 9na de Villa Caraza, “pague por lo que hizo”. “Sabemos que la justicia es lenta, hay que esperar. Todavía no tenemos ni un solo resultado de la autopsia. En dos semanas vamos a saber el resultado de un estudio que le hicieron para saber a qué hora falleció”, añadió.

El hecho fue descubierto el 29 de enero, en una casa del Yerbal al 3300 entre Estados Unidos e Islandia, en Villa Caraza, Lanús. Según fuentes policiales y judiciales, el novio  relató que el día anterior pasó a buscar a la joven por su trabajo y llegó a su casa a las 17.

Al día siguiente, el hombre dijo que fue para su trabajo y que al regresar a su domicilio ingresó a la habitación y encontró a Milagros arrodillada con una sabana en el cuello.

El hecho es investigado por la fiscal María Soledad Garibaldi, titular de la UFI N°8 Especializada en Violencia de Género y Familiar del Departamento Judicial Avellaneda-Lanús.