Femicidio en Burzaco: La familia espera que sea detenido el novio de la víctima

La familia de Noelia Luna Quimey Lambert Tamay, una joven de 19 años que murió tras recibir un disparo en Burzaco, espera que se detenga a la pareja de ella que se dio a la fuga luego de asegurar que se disparó sola. Maikel Rodriguez Figueroa es acusado de femicidio y a pesar de tener orden de captura, aún no fue encontrado. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, María de los Ángeles Boff, hermana de la víctima, aseguró: “Lo acusamos a él de lo que le pasó a Quimey, hay muchos indicios en su contra. Queremos cuanto antes que él aparezca y que se sepa la verdad sobre lo que pasó”. 

Por ahora se desconoce el paradero de Figueroa pero la familia de la joven espera que sea detenido pronto debido a que se solicitó su captura y es el principal sospechoso del femicidio. Si bien no hubo testigos durante el asesinato, la familia resaltó los antecedentes del acusado, algunos indicios previos de violencia machista y el comportamiento luego de lo sucedido. 

“Él estaba con ella en la casa, se fue del lugar cuando hicieron el allanamiento, no encontraron el arma que la mató, ni llegó al Hospital y se escapó”, apuntó la hermana de la víctima.

Según lo relatado, Quimey y el hombre de 27 años cumplieron dos meses de novios hace muy poco y vivían juntos en la calle Italia al 1600, en Burzaco. La familia contó que una vez ella llegó a la casa con un golpe pero que había indicado “que no pasaba nada”. 

“No lo conocimos mucho porque hacía poco que estaban juntos pero sabemos que él ya era violento y tiene tres muertes previas. Queremos saber la verdad y queremos justicia”, manifestó la mujer. 

Además, María de los Ángeles advirtió que Figueroa luego de dispararle a Quimey se fue de la casa de un amigo, regresó a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y su auto lo dejó estacionado a dos cuadras de lo del amigo. “Las llaves del auto la tenía este chico así que algo sabe, no digo que participó del asesinato pero algo tiene que saber”, afirmó la mujer.

El hecho ocurrió el miércoles pasado a las 23.30 en Italia al 1600, Burzaco. La familia describió que el joven llegó a la casa de su cuñada para avisar que “se había disparado sola”. Quimey fue trasladada al Hospital de Adrogué y llegó con un paro respiratorio. A pesar de que intentaron salvarla, la joven murió luego de tres paros más, como consecuencia del disparo que recibió.