Familiares de Hernán Verón reclaman que no liberen al menor detenido por el crimen cometido en Glew

Familiares de Hernán Emmanuel Verón, un hombre de 29 años asesinado en Glew a principios de agosto, se manifestaron frente a los Juzgados de Menores de Banfield en contra de que se libere al menor de edad que está acusado por el homicidio y para reclamar se capture al resto de los responsables del crimen, quienes están prófugos. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Juan Verón, hermano de la víctima, aseguró: “Era posible que le den la excarcelación al menor de edad y nosotros queremos que se mantenga en prisión hasta el juicio y que se sepa la verdad sobre lo que pasó”. Según lo relatado, el joven detenido en Mar del Plata que está acusado de haber participado del homicidio, no pudo aportar el paradero del segundo identificado en el crimen.

La familia se concentró en la salita de Don Orione, ubicada en Eva Perón y Río Carcarañá para luego movilizarse hacia Banfield, donde se mantuvieron en la puerta de los Tribunales de Menores, ubicados en Banfield, con velas y carteles en reclamo de justicia. Si bien aseguraron que la investigación “avanzó con rapidez”, pretenden que continúen en búsqueda del segundo acusado del crimen, que al parecer sería el padre del menor de edad detenido. 

“Hasta el momento estamos conforme con la investigación que llevaron adelante pero exigimos que se ponga énfasis en atrapar al que está prófugo, que tiene un prontuario criminal extenso y muchos antecedentes”, opinó Verón.

En este sentido, el hermano de la víctima explicó que “hay más involucrados aparte de los dos acusados que ya fueron identificados”.

“Fue un grupo de personas pero aún no sabemos quienes son. Él murió a causa de los golpes que le dieron, sabemos que participaron más personas”, aseveró Julio Verón.

Con respecto a las pruebas del caso, Verón destacó que “son contundentes” y que “hay testigos”. “Las pruebas de ADN también fueron importantes”, afirmó. 

Hernán Verón fue buscado por su familia luego de haber desaparecido de su casa en Don Orione mientras estaba bajo tratamiento psiquiátrico y se lo encontró sin vida con signos de haber sido agredido, en una vivienda abandonada en Glew. Se estima que el asesinato ocurrió los primeros días de agosto en la casa lindante a donde fue hallado.

“Mi hermano era una persona que tal vez al encontrarse con ellos no estaba en su cabal y fue inducido para ir al lugar a donde llevaron a cabo el asesinato. Al momento de irse le quisieron quitar sus pertenencias”, recordó. 

Además, Verón ratificó que tienen “esperanza” de que “se haga justicia” y de que los imputados “paguen con la mayor pena posible”.