Explosión y robo en un cajero automático de un banco de Wilde

Banco RoboAl menos dos delincuentes robaron este viernes por la madrugada el dinero de un cajero automático de la sucursal Avellaneda del Banco Santander Río, al que accedieron tras detonar un explosivo que provocó daños en vidrios y paredes del hall de ingreso, informaron fuentes policiales.

 

El hecho se produjo alrededor de las 3.30 en la sucursal ubicada en la avenida Mitre al 6222, casi esquina Flores, en la localidad bonaerense de Wilde, en el sur del conurbano bonaerense, e inicialmente no se produjeron detenciones.

Según pudieron determinar los investigadores en base a lo que observaron en las cámaras municipales de la zona, todo comenzó cuando un automóvil de color oscuro estacionó frente a la sucursal y un hombre descendió con un tubo de oxígeno del cual salían unos cables que estaban conectados a un tubo de ensayo.

Aparentemente, con esos elementos provocaron una fuerte explosión que destruyó el vidrio frontal de la institución bancaria, techos de durlock y la pared lateral, lo que permitió el acceso de los delincuentes a la parte trasera donde se encuentra el cajero automático.

De acuerdo a las cámaras de seguridad, tras la explosión se observa a otro hombre que ingresa con un bolso negro y en menos de un minuto escapa con su cómplice nuevamente en el auto oscuro que lo aguardaba a los pocos metros en dirección al partido de Quilmes.

Pocos minutos después llegaron al lugar efectivos de la comisaría local y peritos en explosivos para determinar si existía algún peligro de que se produjeran nuevas detonaciones.

Peritos en planimetría y en rastros hallaron luego una barreta dentro de una mochila de color azul y levantaron al menos una huella dactilar del lado interno de la puerta de acceso al sector de cajeros, que no fue destruida por la explosión.

Los investigadores trabajaban esta mañana en el lugar y personal del banco realizaba el arqueo para determinar la cantidad de dinero robado.

Fuentes de la investigación aseguraron que el cajero se carga con cuatro cartuchos con dinero y que en el lugar quedaron abandonados dos de ellos vacíos.

En tanto, cerca de las 8 de la mañana, personal policial encontró en la calle Rodó al 100, entre la avenida Mitre y Brandsen, a solo 100 metros de la sede bancaria asaltada, otros dos cartuchos de plástico del cajero automático.

Además, la policía realizaba una rastrillaje en busca de cámaras de seguridad que pudiera haber registrado la fuga de los delincuentes.

La causa es investigada por la Unidad Funcional de Instrucción número 3 de Avellaneda, a cargo del fiscal Elbio Laborde, y personal de la Cmisaria 5ta. de Avellaneda donde se instruyen actuaciones por el delito de “