En un feroz ataque, hieren a un joven en Lanús

Tres hombres lo sorprendieron cuando llegaba a la casa de una amiga. Balearon el auto en el que se movilizaba y la víctima recibió un disparo en el brazo y otro el abdomen. El vehículo quedó con marcas de unos 30 balazos. Una discusión en un boliche porteño habría generado el violento ataque.

Un joven de 25 años fue herido de dos balazos cuando llegaba a la casa de una amiga en Lanús y fue atacado a tiros por al menos tres hombres que se movilizaban en otro vehículo, informaron fuentes policiales. 
Los investigadores aseguraron que el auto del muchacho, un Mercedes Benz blanco, presenta unos 30 orificios de bala y creen que el ataque puede estar relacionado a un problema anterior que la víctima había mantenido dentro de un boliche en la Capital Federal. 
Según las fuentes, todo ocurrió el jueves por la noche cuando Leandro Rojas, de 25 años, llegaba a visitar a su amiga, de nombre Andrea, en su casa de la calle Sayos y Santiago del Estero, en Lanús. 
Rojas estacionó el auto junto al cordón de la vereda y, antes de que pudiera descender, apareció otro auto con al menos tres ocupantes que se le acercaron y comenzaron a dispararle. 
El jefe Departamental de Lanús, comisario inspector Fabián Perroni, aseguró a la prensa que el Mercedes Benz de Rojas presentaba al menos 30 orificios de bala, y que el muchacho recibió una herida de bala en el brazo izquierdo y otra en el abdomen. 
Una fuente policial explicó que el muchacho fue trasladado de inmediato al Hospital Evita por familiares de su amiga, donde se determinó que el brazo izquierdo presenta un orificio de ingreso y otro de salida, y que el otro balazo quedó alojado en el abdomen pero aparentemente no corre riesgo su vida. 
Un familiar del joven herido relató a la policía que el hecho puede estar relacionado a un problema que la víctima tuvo en un boliche de la Capital Federal. 
Según le dijo a los pesquisas, el joven le había contado que tuvo "un problema pasional" en ese boliche y que los atacantes podrían guardar relación con ese episodio. 
El comisario inspector Perroni aclaró esta mañana que en principio no se maneja la hipótesis del robo "porque a la víctima no le robaron nada". 
En tanto, la Justicia ordenó el secuestro del Mercedes Benz del muchacho para ser sometido a peritajes.