En diez días asesinaron a dos policías de la Comisaría de Villa Centenario

Los investigadores intentan determinar si hay algún nexo entre los dos hechos. El 9 de este mes fue asesinado el agente Isaías Abreu cuando se encontraba con una amiga, quien terminó gravemente herida. Este sábado, el capitán Lino Rizzo, también de la Comisaría de Centenario, en Lomas, fue ultimado a balazos cuando intentó evitar un robo a supermercado chino de la esa zona.

Tras el homicidio de otro policía de la Comisaría de Villa Centenario el sábado por la tarde, los investigadores analizan si existe conexión con otro hecho similar, que tuvo como víctima también a un agente de la misma dependencia, ocurrido hace diez días. En lo que va del año, ya fueron asesinados tres efectivos de esa seccional de Lomas de Zamora.

Efectivos de la Jefatura Departamental de Lanús intentaban este domingo establecer las características del vehículo en el que escapó la banda que cometió el crimen del capitán Lino Alberto Rizzo, de 57 años, ocurrido alrededor de las 19,30, en un supermercado de dueños de nacionalidad china, situado en la calle Urdaneta al 4600 de Villa Centenario.

En ese momento, el efectivo que desempeñaba sus tareas en la Comisaría 7ma. de esa localidad estaba realizando compras y vestido con ropas de civil, por lo que dio la voz de "alto" cuando vio que tres delincuentes ingresaron al local y amenazaron al propietario con un arma de fuego.

Según las fuentes policiales, los asaltantes efectuaron varios balazos que impactaron en el cuerpo de Rizzo, quien no llegó a repeler la agresión.  A raíz de las heridas, el policía murió minutos después, mientras que los ladrones huyeron sin robar nada a bordo del vehículo en el que llegaron.

Con el crimen de Rizzo, en lo que va del año ya fueron asesinados tres efectivos de la seccional de Villa Centenario, agregaron los voceros.

En ese sentido, el jueves último un hombre fue detenido, acusado de matar a un policía y herir a una amiga de éste que lo acompañaba, en un hecho ocurrido una semana atrás en Villa Centenario. Aún hay un delincuente prófugo en la causa.

La titular de la UFI 8, Marcela Ruíz, dispuso una serie de allanamientos en la causa. En ese marco fue detenido un hombre, presuntamente involucrado en la feroz agresión.

Vanesa Carrizo, la mujer de 28 años que estaba con el policía asesinado, se encuentra en esta delicado, internada en terapia intensiva en el Hospital Gandulfo de Lomas.

“Perdió el maxilar superior y no sabe lo que pasó”, explicó Sandra Román, hermana de la mujer herida. También, contó que “tendrá una larga recuperación”.

Según contó Román a DiarioConurbano.com, “tardaron mucho tiempo en derivarla ( a su hermana) de la UPA de Fiorito al Gandulfo. Y una vez en el hospital también se demoraron para pasarla a la sala de terapia intensiva”, donde se encuentra actualmente.   

El hecho ocurrió el pasado viernes 9 de este mes en la esquina de Martín Rodríguez y 12 de Octubre, en Villa Centenario, en Lomas de Zamora.

El policía, identificado como Isaías Abreu, de 27 años, y quien estaba franco de servicio, iba a bordo de una moto con su amiga, Vanesa Carrizo, y advirtió que otros dos hombres estaban a bordo de un rodado similar al de él.

Las fuentes policiales consultadas informaron que tras identificarse como policía y dar la voz de alto, los delincuentes le dispararon y se produjo un tiroteo en el que el efectivo resultó muerto y la joven que lo acompañaba herida.

Cuando una ambulancia llegó al lugar, el policía, que trabajaba en la Comisaría de Villa Centenario, ya estaba muerto, en tanto que la joven fue trasladada al Hospital Gandulfo.

Las mismas fuentes señalaron que los delincuentes se dieron a la fuga y lo que se pudo determinar es que antes de cruzarse con el policía habían asaltado un supermercado de dueños chinos y escapaban con la recaudación.

Tras la detención de uno de los acusados de la feroz agresión, la Policía intenta dar con el cómplice.

El tercer hecho sangriento con un policía de la Comisaría de Villa Centenario como víctima ocurrió el  7 de febrero cuando fue asesinado Diego Luongo, de 30 años, durante un control apostado en la esquina de Uriarte y Mistral, donde fue atacado cuando intentaba identificar a dos hombres que iban en una moto.

El policía recibió dos disparos y murió cuando era llevado al hospital Gandulfo de Lomas de Zamora, mientras que la compañera que estaba con él resultó ilesa en el ataque.

Por ese asesinato, tres hombres de 17, 18 y 37 años fueron detenidos horas después como sospechosos de haber participado.