El Gobierno bonaerense apoyó el reclamo por el joven baleado en un allanamiento en Lomas

La familia del joven de Villa Albertina que perdió el ojo de un disparo cuando la policía irrumpió en la vivienda equivocada durante un allanamiento recibió el apoyo de autoridades de Derechos Humanos y el Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia de la provincia de Buenos Aires. Este martes declaró el adolescente hizo una primera declaración en la causa que investiga a los implicados.

En contacto DiarioConurbano.com, Nelson Cabrera, padrastro del joven, contó que el Subsecretario de Derechos Humanos, Matías Moreno, y la directora ejecutiva del Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia, Eva Asprella, se reunieron con la familia del menor para ponerse a disposición e impulsar el proceso judicial contra los policías.

“Nos dijeron que nos van a apoyar en todo. Nos ofrecieron todo su equipo para que Ignacio pueda estar contenido con un psicólogo y todo lo que necesite. Le pedimos que se haga justicia porque todavía no podemos creer lo que vivimos”, explicó Cabrera.

En esa línea, Cabrera manifestó: “Si bien, el oficial que disparó a Ignacio ya fue apartado de las fuerzas y está a disponibilidad de la justicia, estamos esperando su detención. Sabemos que eso puede suceder o no, pero era muy importante la declaración de Ignacio”.

Por otro lado, el hombre brindó detalles de cómo fue la declaración ante la UFI 8 de Lomas, especializada en violencia institucional, que se llevó a cabo este martes y reclamó la imputación del policía que realizó el disparó.

“Dolorido como está, Ignacio juntó fuerzas, y declaró mediante un video que nos pidió el fiscal para que se pueda asentar como prueba. Cuando él mejore podrá declarar por videoconferencia”, explicó Cabrera.

El hecho ocurrió ocurrió sábado por la mañana un grupo de policías allanó una vivienda ubicada en Rawson 1802, en Villa Albertina. Por orden del fiscal Carlos Baccini buscaban objetos robados una semana antes en la Escuela Secundaria 26 de Villa Centenario, en Lomas de Zamora.

El joven estaba abriendo con un cuchillo una puerta de la casa que no tenía picaportes y recibió un disparo de bala de goma en un ojo que le provocó la pérdida de visión.

Mabel Cáceres