El dolor de la madre de los hermanos atropellados en Adrogué: “Me siento con las manos atadas”

La familia de Alfredo y Maricel Palavecino, dos jóvenes que fueron atropellados en Adrogué, repudió la condena a 4 años de prisión para el único responsable del crimen. A pesar de tener las pruebas necesarias, se lo condenó mediante un juicio abreviado por el delito de homicidio culposo agravado. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Karina Gil, madre de ambos jóvenes, manifestó: “El juicio abreviado fue como volver a perderlos, violaron el derecho de las víctimas y me siento con las manos totalmente atadas”. 

Según lo relatado, los padres de los jóvenes intentaron evitar el desarrollo del juicio abreviado ya que consideraban que existían las pruebas necesarias para juzgarlo en un debate oral. Sin embargo, la justicia determinó que como el imputado reconoció la autoría del delito, se puede contemplar la condena mediante el juicio abreviado.

En este sentido, Karina opinó que les “quitaron el derecho a que sea juzgado justamente” y que le hubiera gustado “una pena más alta” ya que mató a sus dos hijos. 

“Tres años de condena es excarcelable, él estuvo un año detenido, le concedieron la domiciliaria porque sufría malos tratos, no tenía antecedentes y es jefe de familia. Yo espero que algo cambie pero es como esperar que el manzano de frutillas”, aseveró.

El fiscal Javier Martínez y la defensa del mecánico Oscar Flores acordaron una pena de cuatro años de prisión por el delito y fue convalidada por la jueza Claudia Dávalos, titular del Juzgado en lo Correccional 2 de Lomas de Zamora.

“El fiscal quiso obrar rápido y se lo sacó de encima. Yo respeto las leyes pero nadie me respeta a mi. Le pudieron haber dado 6 años por lo menos, una condena más estricta. Mis hijos iban a vivir 30 años más por lo menos y a él le dieron 4 años”, aseguró.

Con respecto a las pruebas, la investigación había determinado a través de los peritos que Flores fue el causante del hecho y varios testigos dieron cuenta de la actitud del imputado que se dio a la fuga luego del choque.

El hecho ocurrió el 21 de julio de 2018 a metros de Seguí y Bouchard, en Adrogué, donde Oscar Flores, que transitaba en un Volkswagen Gol chocó con la moto de los dos hermanos de 26 y 24 años. Mientras Alfredo Palavecino murió en el momento, su hermana fue trasladada al hospital Oñativia de Rafael Calzada y de allí al Hospital El Cruce, donde falleció un par de días más tarde.

Un amigo que se encontraba cerca de los hermanos, en otra moto, siguió al conductor por la avenida Hipólito Yrigoyen. Pero el agresor lo amenazó con chocarlo si no detenía su paso.