Dos semanas sin Franco Martínez: La familia exige más rastrillajes y que intervenga Policía Federal

A dos semanas de la desaparición de Franco Martínez, un joven que salió de su casa en Villa Albertina y no regresó, la familia cuestionó el accionar de la fiscal de Lomas de Zamora a cargo de la causa y exige que se realicen más rastrillajes para dar con el paradero del joven.

Además, la familia exigió hace una semana que intervenga la Policía Federal debido a que cuentan con más recursos tecnológicos, que el rastrillaje lo realice el perro Bruno, que intervino en la desaparición de Anahí Benítez, y que se cambie la carátula a investigación de ilícito.

En diálogo con Diarioconurbano.com, Lisette, hermana del joven aseguró que “sigue sin haber novedades” y hay una “gran desilusión sobre el aparato de búsqueda”. 

“Estamos esperando que se implemente todo lo que pedimos con nuestros abogados hace 5 días mas o menos y que alguien competente tome el caso y haga las cosas bien”, aseveró la hermana de Franco. 

Luego de la marcha realizada esta semana, la familia fue recibida por el fiscal general adjunto de Lomas de Zamora, Sebastián Scalera, ante quien cuestionaron a la fiscal a cargo de la investigación,Marcela Juan, de la UFI 16.

En este sentido, Lisette comentó: “No queremos perder las esperanzas o pensar que está muerto pero la cabeza nos juega en contra porque van pasando los días y el pronóstico es cada vez más es desalentador”.

Por ahora se realizaron rastrillajes por Santa Catalina, se les tomó declaración a los vecinos del joven en dos ocasiones y se difundió la imagen de Franco por toda la región. Sin embargo, durante esos rastrillajes no se encontró nada y lo que le explicó un instructor a la familia es que este tipo de búsquedas arrojan mayores resultados en los primeros cinco días.

Franco se fue de su casa el jueves 23 de junio y su familia hizo la denuncia 48 hs después para que comience a ser buscado. A pesar de la espera, la familia alertó durante la marcha que recién luego de 11 días dispusieron a los perros de búsqueda.

En tanto, descartan totalmente que el joven se haya ido por voluntad propia. “No es una posibilidad para nosotros porque lo conocemos muy bien y sabemos su comportamiento. La policía insiste con que tal vez se fue pero no es así”, afirmó Lisette.

Se espera que en estas próximas semanas la familia y los vecinos realicen otra marcha para reclamar la aparición con vida del joven. Se estima que se replicará en Temperley, Lanús y Avellaneda.