Dos “roba UBER” fueron detenidos en Monte Grande por el crimen de Zoe Cortéz

Dos jóvenes fueron detenidos este sábado por la madrugada, en Monte Grande. acusado de fusilar de un disparo a Zoe Cortez, una joven de 18 años, en un hecho ocurrido el lunes pasado en esa localidad. Por el hecho ya son tres los imputados mientras que un cuarto permanece prófugo

Fuentes judiciales informaron a DiarioConurbano.com que los detenidos tienen 19 años y son apodados “Cabeza” y “Chuleta”. Cayeron en el marco de 5 allanamientos ordenados por el fiscal Andrés Devoto, de la UFI 1 de Esteban Echeverría.

La clave para dar con los acusados fue el seguimiento de la aplicación UBER con la que pidieron el auto que robaron y utilizaron para el homicidio de la joven, ocurrido en la calle Colón al 2500.

Por el momento, según los investigadores, “nada indica que los detenidos estén relacionados con una causa surgida a partir de una denuncia de la hermana de la víctima fatal”. Cabe recordar que la hermana y el padre de Zoe sostuvieron desde el comienzo que “la bala no era para ella“ sino justamente para su hermana, abonando la hipótesis de la venganza.

Según los investigadores, “Cabeza” y “Chuleta” robaron el Renault Symbol UBER en Alvear y Dreyer. Poco antes le habían pedido a una chica que se los pidiera. Al parecer, esta era una modalidad habitual de robo de los detenidos, uno de los cuales tiene pedido de robo.

Junto a “Chuleta” y “Cabeza” estaba el otro delincuente que está prófugo. Con el auto robado el domingo por la noche asaltaron a un joven en Canning y el lunes por la noche, según la imputación, también lo usaron para matar a Zoe. El Symbol es el auto que se ve en las imágenes del homicidio de la joven de 18 años, ocurrido en Colón al 2500, en Monte Grande.

El primer detenido –  de 21 años – cayó cuando los policías hallaron el auto, a pocos metros de la casa de “Chuleta”.

Para el fiscal Devoto, ese primer detenido también participó del crimen de Zoe pero no del robo del UBER ni el sufrido por la joven en Canning.

En cuanto a los detenidos, los investigadores señalaron que “no eran profesionales”, y agregaron que “varios vecinos los vieron el lunes durante todo el día pasearse por el barrio con el auto robado”.

En el caso de “Chuleta” era muy conocido en la zona de Monte Grande en donde se lo detuvo y tiene una causa pendiente por tentativa de homicidio.