Dos detenidos por balear a un sindicalista cuando salía de su casa en Lanús

Dos hombres fueron detenidos acusados de herir de un balazo a un dirigente del Sindicato de Guincheros y Maquinistas de Grúas Móviles, al que atacaron a tiros cuando se disponía a sacar el auto de su casa del partido bonaerense de Lanús un día antes de las elecciones para renovar autoridades gremiales, en noviembre del año pasado, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

Según los voceros, los detenidos fueron identificados como Maximiliano Eduardo Toloza (35) y Juan Luis Barraza (31), a quienes se les atribuye el intento de asesinato del dirigente gremial Roberto Eduardo Coria (67), cuando salía de su casa de la calle Moreno 577, de Lanús Oeste, la mañana del 25 de noviembre del año pasado.

En esa oportunidad, Coria conversaba con su hijo y fue hacia el portón para abrirlo y sacar su auto para ir a su trabajo, momento en que se le acercó un hombre encapuchado que le disparó sin mediar palabra y luego escapó en un auto Volkswagen Gol Trend azul que lo aguardaba a uno cincuenta metros.

El hombre fue rápidamente ayudado por su hijo y trasladado al hospital zonal con un disparo en la ingle derecha, herida que lo mantuvo internado hasta su alta médica.

Una de las hipótesis de los investigadores desde principio fue que se trataría un ataque vinculado a conflictos gremiales y cometido por personas pagas, debido que al día siguiente había elecciones del sindicato.

Tras cinco meses de trabajo de campo y análisis de cámaras de seguridad por parte de detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones de Quilmes, se pudo localizar a Toloza en una casa del partido bonaerense de Tres de Febrero, donde se secuestró una campera de una empresa de seguridad privada y una escopeta calibre 16 robada a un efectivo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) el 24 de febrero del 2018.

También se halló un chaleco antibala, un buzo gris y un pantalón jean oscuro que habría utilizado el día del ataque, detallaron las fuentes.

En tanto, Barraza fue detenido en una vivienda de Florencio Varela y en su poder se secuestró un auto Peugeot 408 blanco que sería el utilizado de apoyo en el ataque al gremialista.

La causa se encuentra a cargo de la Fiscalía 6 de Lanús, donde fue caratulada como “homicidio en grado de tentativa y portación ilegal de arma y material prohibido”.