Dictan preventiva para la pareja que esclavizó y abusó de tres nenas en Chingolo

Se trata de un supuesto mai y pai del rito umbanda. Un fiscal de Lomas de Zamora los encontró, prima facie, responsables de los delitos de “lesiones graves, abuso sexual agravado, corrupción de menores, trata de personas, explotación sexual agravada, reducción a la servidumbre, y privación ilegítima de la libertad”. La víctimas tienen 12,13 y 4 años.

La pareja acusada de esclavizar y someter sexualmente de tres menores en Monte Chingolo, partido de Lanús, fue procesada con prisión preventiva por el fiscal Jorge Grieco, de Lomas de Zamora, informaron fuentes judiciales.

“Las pruebas reunidas inicialmente se fortalecieron la Cámara Gesell, cuyos resultados terminaron de comprometer a la pareja, integrada por Graciela Ledesma y Jorge Ruso”, informaron las mismas fuentes a DiarioConurbano.com.

El fiscal de la UFI 4 de Lomas de Zamora, Jorge Grieco, dictó la prisión preventiva de la pareja – que afirmó ser del culto umbanda – por los delitos de “lesiones graves, abuso sexual agravado, corrupción de menores, trata de personas, explotación sexual agravada, reducción a la servidumbre, y privación ilegítima de la libertad”.

Se estima que en los próximos días el juez de Garantías Esteban Baccini confirmará la resolución del fiscal. Por la dura calificación lo más probable es que Ledesma y Ruso esperen el juicio oral y público detenidos.

El episodio ocurrió en la calle Bouchard al 2000, de Monte Chingolo, donde las pequeñas de 12, 13 y 4 años lograron escaparse de la vivienda donde estaban cautivas hace un año y fueron protegidas por una vecina, quien avisó a la Policía.

Graciela Ledesma, de 45 años y Jorge Luis Russo de 54, que fueron detenidos el lunes 21 de julio último, ya fueron trasladados a unidades penales bonaerenses.

Las tres nenas, dos de las cuales son hermanas, están alojadas en un hogar de la ciudad de La Plata, confirmó la Secretaría de Niñez y Adolescencia de la provincia de Buenos Aires, donde "están acompañadas por profesionales".

El domingo 20 de julio las niñas "fueron encontradas deambulando en Monte Chingolo y trasladadas a una comisaría donde se les tomó declaración", recordó el Comisario General, Sergio Gil, superintendente de Zona Sur II.

A partir de ese momento "se comenzó a investigar a un pai y una mai umbanda a quienes habían sido entregadas por su propia madre", agregó.

El fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción 4 de Lomas de Zamora, Jorge Grieco, relató en su acusación que las nenas, que "vivían en situación de esclavitud" en la casa de Ledesma, "eran abusadas por Russo y otros hombres, en el marco de supuestos rituales umbanda".

Asimismo, señaló que al momento de ser halladas las menores presentaban “signos de golpes, abusos de todo tipo propios de una situación de esclavitud laboral y sexual".

Cuando las encontraron, las menores "estaban desnutridas, mal alineadas, con falta de aseo y presentaban signos de haber sufrido violencia física y psicológica", relató el comisario general Gil.

El funcionario aseguró "que la madre de las hermanas fue identificada pero aún no fue localizada" y precisó que "las nenas fueron entregadas por esta persona al pai umbanda aunque aún no se confirmó si fue por dinero".

En el primer momento, las niñas "fueron asistidas por profesionales médicos, además de psicólogos del servicio local de Promoción y Protección de Derechos de Lanús", confirmó la Secretaría de Niñez bonaerense.