Detuvieron en Burzaco a una pareja por el crimen del repartidor Fernando Marino

Una pareja fue detenida acusada de ser las dos personas que mataron el lunes último a un repartidor de Mercado Libre, en Adrogué. Les secuestraron  una pistola, y un caso y un chaleco que serían los de los motochorros que fusilaron a Fernando José Marino.

La fiscal Mabel Lois, de la UFI 6 de Lomas de Zamora, ordenó 5 allanamientos en distintos puntos de Almirante Brown y Esteban Echeverría a partir de los datos reunidos en la causa. Los operativos fueron convalidados por el juez de Garantías 8, Gabriel Vitale.

Fuentes de la investigación indicaron a DiarioConurbano.com que en una vivienda en construcción de Burzaco, los policías dieron este miércoles por la noche con una pareja que sería la de motochorros que mató a Fernando Marino en pasado lunes y quedó registrada en cámaras de seguridad.

“Se secuestró una pistola calibre 9 milímetros y un casco y chalecos muy similares a los que se les ven a los motochorros en el hecho”, señalaron las fuentes.

En tanto, otro de los elementos de la investigación apunta a que los sospechosos se dedicaron a borrar fotos de sus redes sociales en las últimas horas, con la intención de no ser identificados.

El hecho ocurrió este lunes al mediodía en la calle Italia al 900 de Adrogué y la víctima fue identificada por la policía como Fernando José Marino, de 28 años.

Fuentes policiales precisaron a que un móvil de la comisaría Primera de la zona se acercó al lugar luego de una llamada al 911 donde informaron que había habido un intento de robo.

Al arribar al lugar, los policías determinaron que Marino había sido sorprendido por dos delincuentes armados que pretendieron robarle la camioneta Renault Kangoo, color gris, pero se supone que ante la resistencia de la víctima, uno de los ladrones le disparó. El balazo le ingresó por la axila derecha.

Testigos del hecho indicaron a los policías que los delincuentes ser movilizaban en una moto de color azul y que huyeron del lugar sin concretar el robo.

La víctima fue asistida por un móvil de la policía, que lo trasladó al hospital Lucio Meléndez, donde finalmente falleció.