Detuvieron a un jefe policial de Lomas acusado de proteger prostíbulos

Al menos tres policías bonaerenses, entre ellos un comisario inspector de Lomas de Zamora, y otras siete personas fueron detenidas este viernes, acusadas de formar parte de una asociación ilícita que extorsionaba a comerciantes y brindaba protección a prostíbulos para dejarlos funcionar en la zona sur del Gran Buenos Aires, informaron fuentes policiales y judiciales.

Los investigadores señalaron que entre los aprehendidos se encuentran dos mujeres que eran las encargadas de dos prostíbulos, una de las cuales fue bautizada como “La Reina del Sur”, y explicaron que en los allanamientos, 20 en total, fueron secuestrados unos 600.000 pesos, casi cien teléfonos celulares, computadoras y armas de fuego.
Los detenidos, entre ellos el comisario inspector Damián Darío Lozano, titular de la Jefatura Distrital Lomas de Zamora Norte, quedaron a disposición del juez federal 2 de ese mismo distrito, Federico Villena, quien los indagará en las próximas horas por los delitos de “extorsión, asociación ilícita y trata de personas”, entre otros.
Fuentes judiciales aseguraron que las investigaciones que tiene a su cargo el juez Villena determinaron que Lozano era el jefe de una asociación ilícita que se dedicaba, junto a efectivos de las comisarías a su cargo, a extorsionar a comerciantes para dejarlos trabajar y también les brindaba protección a prostíbulos.
Según los pesquisas, la causa comenzó hace dos años a raíz de una denuncia sobre el funcionamiento de prostíbulos en la zona de Puente La Noria, cerca de la feria de La Salada, en la localidad bonaerense de Ingeniero Budge.
“De acuerdo a las escuchas telefónicas y a las investigaciones que se lograron realizar, esos prostíbulos contaban con una protección policial. Pero con el avance de la pesquisa, se determinó que existía una red de protección policial y municipal en toda la zona que era comandada en persona por Lozano”, dijo a Télam una fuente con acceso al expediente judicial.
En las últimas horas, el juez Villena ordenó allanar las comisarías de Parque Barón, Villa Centenario, Ingeniero Budge y Villa Fiorito, todas dependientes de la Jefatura Departamental de Lomas de Zamora, y la sede de la Delegación Quilmes de Drogas Ilícitas, también de la bonaerense.
Los operativos, de los cuales participó el jefe de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, Guillermo Berra, fueron realizados por efectivos de la Policía de la Ciudad.
En los allanamientos, los investigadores decomisaron dinero en efectivo presuntamente producto de la extorsión a la que eran sometidos los dueños de supermercados chinos y de otros comercios de la zona sur del conurbano.
También se incautaron de teléfonos celulares de los oficiales jefes presentes, del personal del Grupo Táctico Operativo (GTO) y oficiales de servicio, como así también computadoras.
Además, se allanaron parrillas, restaurantes y bares, entre ellos uno donde funcionaba un pool en el que aparentemente se sometía a las mujeres a trata de personas, y la casa de una de las dueñas de un prostíbulo en la cual se encontraron unos 300.000 pesos.
“En total se secuestraron unos seiscientos mil pesos, entre billetes argentinos y dólares”, explicó un investigador, que agregó que también se secuestraron seis armas de fuego, droga, tres autos y otros elementos de interés para la causa.
Según las fuentes de la investigación, Lozano fue apresado durante la madrugada en su domicilio particular, donde se generó un altercado cuando se negaba a permitirle el ingreso a los pesquisas para registrar los distintos ambientes.