Detienen al acusado de integrar una banda dedicada a entraderas en Monte Grande

Patrullero Jefatura

Un hombre de 33 años fue detenido, acusado de integrar una banda delictiva dedicada a entraderas, que realizó varios golpes en Monte Grande, informaron fuentes policiales. La investigación continúa para dar con el resto de los integrantes del grupo.

Fuentes policiales informaron a DiarioConurbano.com que a este sujeto se llegó a partir de la identificación que pudo hacer una de las víctimas de los robos que se investigan.

La investigación – luego de distintos trámites y demoras – quedó en manos del fiscal Andrés Devoto, de la UFI 12 descentralizada de Esteban Echeverría. A partir de su trabajo y de la Policía se logró la detención del imputado, de 33 años.

La investigación comenzó en octubre de 2018 cuando Martín Casiraghi, vecino de Monte Grande y funcionario de la Municipalidad de Ezeiza, denunció ante la UFI 1 de Esteban Echeverría que tenía información fehaciente que lo estaban por asaltar. Se dispuso su custodia por unos días y luego se le retiró.

En diciembre de ese año, intentaron ingresar en su vivienda de Jewett al 100, en Monte Grande. El robo se frustró por el llamado de familiares y vecinos al 911. Este caso incluyó también una persecución policial a los delincuentes con los que no se pudo dar.

La denuncia de este segundo caso recayó en la UFI 2 de Echeverría, a cargo de la fiscal Verónica Ciufarelli. La familia de la víctima cuestionó que este hecho no fue investigado adecuadamente.

El 31 de julio de este año, el grupo delictivo volvió a la vivienda de Martín Casiraghi pero esta vez lograron forzar el ingreso. En la puerta los esperaba una camioneta Surane blanca.

Los ladrones golpearon al hombre y a su esposa, y se llevaron solamente el dinero que tenía en la casa. Este hecho quedó reflejado por las cámaras de seguridad de la víctima y se ve cómo ingresan los sujetos y llevan el dinero.

En esa ocasión, la denunciante fue la hermana de la víctima  quien llamó al jefe Distrital de la Policía pidiendo el envío de móviles al lugar.

A partir de este segundo hecho, la fiscal Ciufarelli y se excusó y comenzó a intervenir la UFI 1 a cargo del fiscal Andrés Devoto.

En función de la investigación, con datos aportados por la familia de la víctima, el fiscal dictó órdenes de allanamiento que se concretaron. Si bien los primeros dieron resultado negativo, días atrás se logró la detención de uno de los integrantes del grupo delictivo.