Detienen a un comerciante acusado de matar a un adolescente en San José

Un joven comerciante de 26 años fue detenido acusado de matar a un adolescente de 16, en un hecho ocurrido en el barrio San José, en el partido de Almirante Brown. Al parecer, la víctima habría robado una moto que el imputado usaba en el delivery de su comercio.
El hecho ocurrió el último lunes, alrededor de las 13, cuando una camioneta Peugeot Partner blanca comenzó a perseguir y a disparar contra dos jóvenes que se movilizaban en una moto.
En Piedra Buena y Misiones, uno de los balazos impactó en uno de los motociclistas que cayó del vehículo mientras que el otro escapó.
Según informaron fuentes de la investigación a DiarioConurbano.com dos de los tres ocupantes de la Partner se subieron a la moto y se llevaron, detrás salió la camioneta.
El adolescente de 16 años baleado fue llevado al Hospital Oñativia de Calzada donde falleció como consecuencia de la herida recibida.
La investigación quedó a cargo del fiscal Leonardo Kaszewski que, junto efectivos de la Comisaría de San José, pudieron dar con los datos de la camioneta a través de las cámaras de seguridad municipales.
También con el aporte de testigos llegaron a dar con el dueño del vehículo, un despachante de bebidas, de 26 años, identificado como Patricio Aloy, al que tiempo antes le habrían robado una moto de similares características que usaba para el delivery.
En tanto, trascendió que la víctima tenía antecedentes y se dedicaba al robo de motos en la zona de San José.
Con los datos y testimonios reunidos, el fiscal pidió el allanamiento de la vivienda y el negocio del acusado. Allí hallaron un revólver calibre 32 envuelto en una toalla que sería el que se habría utilizado en el homicidio del menor.
El fiscal Kaszewski dispuso la detención del comerciante, de 26 años, quien se negó a hablar al momento de ser indagado. Está imputado de “homicidio agravado por el concurso de más de dos personas y tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil”.
Ahora los investigadores intentan dar con los otros dos agresores que escaparon en la moto.
Imagen Ilustrativa