Detienen a los hermanos Comito, acusados de millonaria estafa inmobiliaria en Lomas

Acusados de integrar una banda dedicada a la estafa con la venta de inmuebles, fueron detenidos Pedro y Nicolás Comito, propietarios de la inmobiliaria más importante de Lomas de Zamora. Se los acusa de once operaciones fraudulentas por un monto cercano a los 5 millones de pesos. En la causa están imputadas otras tres personas que – según la acusación – actuaban como jefes del grupo delictivo y financistas.

El fiscal Pablo Rossi, titular de la UFI 8 de Lomas de Zamora, comenzó a investigar el accionar de este grupo, a partir de las primeras denuncias en 2015. El funcionario, en su acusación, determinó que los hermanos Comito, Mercedes Caetano, Nicolás Saulo, y Guillermo Corpachini, conformaron una asociación ilícita para cometer estafas y defraudaciones con negocios inmobiliarios y financieros.

Según el fiscal,  el primer paso fue crear la financiera Finarg – actualmente cerrada – para manejar fondos de distintas personas, a quienes estafaron. De acuerdo a la acusación, con el dinero de ese negocio crearon el fideicomiso Meeks 308.

En 2010, la cadena de hoteles Howard Jhonson comenzó a construir un edificio en la avenida Meeks y Colombres, en el centro de Lomas de Zamora. Una parte del inmueble iba a estar destinado a lujosos departamentos.

En este punto, de acuerdo a la acusación, entran en acción los hermanos Pedro y Nicolás Comito. “A sabiendas que se trataba de un negocio ilegal, a cambio de una comisión, la inmobiliaria Comito prestó su nombre” para la estafas de las que fueron víctimas los potenciales compradores de esos inmuebles.

En 2015 los primeros perjudicados que aportaron fondos para la construcción que nunca terminaba se presentaron ante la Justicia. La obra se paralizó y la financiera cerró, siendo casi imposible para ellos recuperar el dinero.

Fuentes judiciales informaron a DiarioConurbano.com que el monto de las estafas y defraudaciones llegaría los 5 millones de pesos.

Además de las estafas con los fondos para los inmuebles, los investigadores detectaron una “cesión simulada” a Finarg por 500 mil pesos y operaciones financiera ilegales.

El fiscal Rossi caratuló la causa como “asociación ilícita, estafas y administración fraudulentas”. Los Comito no serían jefes sino integrantes del grupo delictivo, según la acusación.

En los próximos días, el juez de Garantías deberá determinar si hace lugar a los pedidos de arresto domiciliario que hicieron algunos de los imputados.