Caso Seppia: “Recibimos palabras para calmar las aguas y la bronca que tenemos”

Seppia Maxi

Tras la marcha organizada por familiares de Maximiliano Seppia, el joven asesinado en Lanús hace tres meses, esperaban que la abogada sea recibida por el fiscal Gastón Fernández para acelerar la causa. Sin embargo, Fernández no se encontraba y en la fiscalía los frenaron seis policías para luego ser recibidos por el Jefe de Homicidios y un comisario

En su momento la familia Seppia manifestó su descontento con el freno en la investigación debido a que ellos conocen a una maestra que podría ser un testigo que colabore a avanzar y no la citaron.  En el día de ayer la familia recibió al Jefe de Homicidios para contactar con los posibles testigos del hecho, aunque todavía no se presentaron citaciones.

Micaela Seppia, hermana mayor de la víctima, aseguró tras la marcha del lunes: “Nos dijeron que iban a hablar con la maestra del hermano del asesino para trabajar más en el caso. Para mi son palabras para calmar las aguas”.

Por ahora, hicieron un allanamiento en el domicilio de un allegado al sospechoso y hay dos personas que comenzaron a trabajar sobre el caso. También su hermana sostuvo que hay vecinos y cercanos al acusado del homicidio de Maximiliano que esconden su paradero. Se cree que es Germán Carreras el asesino por el aporte de algunos testigos que estaban en la cuadra donde se desencadenó la pelea que terminó con la muerte del joven tras recibir varios disparos.

Según Seppia, la Brigada de Homicidios había mostrado resistencia a investigar el hecho ocurrido el 4 de marzo y argumentó que les habían dicho que “iban a investigar con la información que buscara la familia”.

El asesinato de Maximiliano ocurrió tras una pelea que comenzó porque unos chicos le patearon la moto a la víctima. Según la información de los familiares, cuando Maximiliano intenta subirse a la moto para escaparse de la pelea, el acusado disparó cinco veces para terminar con su vida.