Caso Iván Echeverría: A un detenido le secuestraron el arma con la que habrían matado al joven

Tras cumplirse un mes de la muerte de Iván Echeverría, un joven asesinado al intentar resistirse a un robo, se allanaron domicilios por otro hecho delictivo y según los investigadores de la causa, fue confiscada un arma cuyas características coinciden con la utilizada para asesinar al joven. Se detuvo a dos personas que declararon este viernes ante la fiscal de la causa, Mabel Lois. Según los familiares habría pruebas que podrían coincidir con el hecho ocurrido en Madrid y Juan XXIII el 18 de agosto pasado.

Martín Echeverría, padre de Iván, aseguró en diálogo con DiarioConurbano.com: “Hay que ver las pruebas pero con uno de los detenidos hay mucha coincidencia, hay pruebas que lo apuntan”. En el día jueves se realizaron varios allanamientos -en Ingeniero Budge, Villa Centenario y Parque Barón- en donde encontraron tres motos robadas, armas y se detuvieron a seis personas. Dos de ellos continúan aprehendidos, pero los demás fueron liberados.

Fuentes judiciales informaron a DiarioConurbano.com que “las detenciones fueron, en principio cuatro, debido a una denuncia amenazas que incluyó una balacera una vivienda en la que estuvieron involucrados los apresados. En estos operativos se secuestró un arma que coincide exactamente con la usada en el crimen de Iván”.

Luego de semanas sin pruebas directas que conduzcan a los responsables de la muerte de Iván, los familiares tienen la “esperanza” de haber encontrado un indicio. En este sentido, el padre de la víctima afirmó: “Vamos a dejar que la Justicia trabaje en tranquilidad. Yo creo que sí está encaminada la causa, me muestran el accionar de ellos y al principio no tenían nada”.

El lunes la familia de Iván se reunirá con la fiscal para ver la información obtenida, las pruebas concretas y las pericias de lo allanado. Con respecto a las detenciones, Echeverría aseguró: “Tienen su prontuario y hay que ver si ellos mataron a mi hijo. Se están tirando la bola uno al otro al parecer, así que alguno va a hablar”.

En las cámaras de seguridad del Centro de Protección Urbana (CPU) no se había encontrado ninguna prueba debido a que las cámaras no funcionaban o estaban mal posicionadas. Al parecer la misma moto que intentó robarle a Iván aquella madrugada, ya había sido señalada por otros vecinos y había recibido diez denuncias de distintas personas por robo.

A su vez opinó que debería ser “la prevención el punto de partida para no llorar las víctimas”. “No quiero que me vengan a decir que hubo prevención porque la moto fue señalada en dos oportunidades y en el CPU se lo ve en 3 ocasiones que estaban dando vueltas. Era común verla y no hicieron nada”, manifestó el padre de Iván.

Iván en la madrugada del 18 de agosto transitaba por la zona de Parque Barón en su moto cuando fue interceptado por otra moto, ya señalizada por la Policía, con dos hombres que intentaron robarle. Al parecer el joven se resistió a entregar el vehículo y recibió un disparo en el pecho.