Canning: Buscan determinar si la joven que atropelló al vigilador estaba ebria

Los familiares de Héctor Maximiliano Dorch, el vigilador de 25 años que murió atropellado en Canning, piden testigos del hecho ocurrido en la ruta 58, frente a la entrada del country Saint Thomas. En tanto, para el transcurso de esta semana se conocerán las pericias para determinar si Anabella Carballo, la joven de 21 años que manejaba la pick up VW Amarok que arrolló a Dorch y dos de sus compañeros, estaba alcoholizada.

El hombre que murió el domingo por la madrugada conducía una Yamaha FZ y era vigilador privado. Su acompañante sufrió lesiones en ambas piernas, mientras que el conductor de la segunda motocicleta, una Honda 110, también sufrió lesiones en una de sus piernas.

“Ambos fueron trasladados al hospital de Ezeiza y están estables, sin riesgo de vida”, aseguró la policía.

La imputada, quien está acusada por “homicidio culposo y lesiones culposas”, quedó demorada

Carballo declaró que se que había quedado dormida y por eso se cruzó de carril. Allí fue cuando embistió a los vigiladores, que circulaban por la ruta en moto. La conductora regresaba al barrio privado Los Talas, donde vivía. Desde allí volvían, luego de cumplir con su trabajo, Dorch y sus compañeros.

Aunque en un primer momento se sostuvo que la conductora iba sola en el vehículo, luego surgieron versiones, basadas en relatos de testigos, que sostenían que iba junto a otras cuatro o cinco personas.

Las cámaras de seguridad de la zona serán claves para determinar si la acusada venía con otras personas o sola en su camioneta.