Buscan a un hombre que abusó de su amiga discapacitada en Villa Centenario

El prófugo tiene 27 años. La víctima, a quien también le robó, tiene una discapacidad motriz. El acusado estaba viviendo en la casa de la familia de su amiga. El hecho se produjo en la madrugada del sábado cuando el hombre acompañó a la joven a tomar el colectivo. La Policía intenta dar con imputado, identificado como Saúl Sánchez.

Una joven de 27 años que padece una discapacidad motriz fue abusada sexualmente y despojada de sus pertenencias por un amigo que vivía en su casa con su familia, que ahora ofrece 10 mil pesos de recompensa para quien aporte datos para localizar al atacante, en la Villa Centenario, en Lomas de Zamora, informaron fuentes policiales.

El hecho, dado a conocer hoy, ocurrió el sábado a las 6.30 en un descampado de la calle Las Haya y Camino Negro, de Villa Centenario, Lomas de Zamora.

Según las fuentes, Florencia Gauna, que se moviliza en silla de ruedas, se hallaba con un amigo, a quien había conocido en un local bailable hace dos meses y quien se había mudado a su casa junto a su familia, ya que no tenía donde vivir.

El sábado, la chica y el joven esperaban un colectivo para ir hasta el Centro de Detenidos 9 de Olmos, donde ella debía llevarle dinero y comida a un hermano que está detenido.

Según la denuncia radicada en la Comisaría de Ingeniero Budge, en la que interviene la fiscalía 6 de Lomas de Zamora, desde la parada del colectivo la joven fue llevada contra su voluntad por su amigo – identificado como Saúl Sánchez, alias Bevy – hasta un terreno baldío, donde fue abusada sexualmente.

De acuerdo a lo informado por las fuentes, la chica fue tirada de su silla de ruedas y, tras ser abusada, el joven le robó sus pertenencias y el dinero que llevaba.

El agresor escapó del lugar con 500 pesos que tenía la víctima en una cartera, un teléfono celular y alimento que llevaba para su hermano detenido, agregaron los informantes.

Tras el hecho, la familia de la joven alertó a la Asociación de Víctimas de Violaciones (AVIVI) y radicó la denuncia.

La policía, por orden judicial, realizó los peritajes de rigor en el lugar del abuso y procura localizar al atacante.

En declaraciones a la prensa, la víctima dijo que siempre lo trató “como un amigo, nada más, pero me sorprendió con esa pesadilla”.

“Me arruinó psicológicamente. No quiero salir a la calle y no puedo dormir. Me la paso llorando porque me hizo mucho daño”, expresó Florencia.

Un hermano de la víctima, identificado como Sebastián, dijo que la familia ofrece 10 mil pesos de recompensa para quien aporte datos que puedan llevar a dar con el abusador.

"Le dimos toda la confianza de la familia, lo invitamos a vivir a casa porque no tenía donde estar. Les pedimos a todos que nos ayuden para que la policía lo pueda detener y que pague por lo que hizo. Mi hermana tiene mucho miedo ahora. Estamos todos mal por lo que pasó", finalizó el hombre.