Burzaco: Los acusados de asesinar eran hermanos y vecinos de la víctima

Los dos detenidos acusados de matar a golpes a un anciana cuando ingresaron a robar a su casa de la localidad bonaerense de Burzaco, partido de Almirante Brown, eran hermanos y uno de ellos había salido de la cárcel hace un mes, informaron fuentes judiciales y policiales.

 

Si bien trascendió, el hecho ocurrió el domingo alrededor de las 11 en una casa de la calle Guido Spano 1170, donde vivía la víctima, identificada como Horacia Carmen García (88), su esposo, de 92 años, quien también fue golpeado por los ladrones, y una hija del matrimonio, de 63.

De acuerdo a lo que pudieron reconstruir los investigadores de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 11 de Entraderas y Escruches de Lomas de Zamora, a cargo de la fiscal Laura Alfaro, todo se produjo cuando la hija del matrimonio se retiró esa mañana de la casa y, al regresar, se encontró con el cadáver de su madre, su padre golpeado y el domicilio revuelto.

García fue hallada tendida en la cama de uno de los cuatro dormitorios de la planta alta con el rostro ensangrentado y el marido, que padece secuelas de un ACV, quedó golpeado y maniatado en la planta baja.

De acuerdo a lo que estableció el médico policial que revisó el cadáver en la escena del crimen, a la anciana le aplicaron un fuerte golpe en la nariz con una almohada que le colocaron para taparle la cara y apareció ensangrentada.

“El golpe le fracturó el tabique y esa fue la causa de la muerte, según estableció la autopsia”, dijo a Télam uno de los investigadores judiciales de la causa.

Los ladrones revolvieron los ambientes de la planta alta de la casa, se centraron en el dormitorio de la hija y se llevaron un televisor, una tablet y un teléfono celular.

La fiscal Alfaro se hizo presente en el lugar para dirigir la investigación, junto a uno de los fiscales generales adjuntos de Lomas de Zamora, Sebastián Scalera, y además concurrió el intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares, y su secretario de Seguridad.

Los investigadores determinaron que los delincuentes habían logrado ingresar a la propiedad por los fondos, donde hay una medianera baja hacia una propiedad lindera.

Esa casa, situada en Humberto Primo 1216, estaba desocupada porque hace pocos días falleció la anciana que la habitaba.

La Policía se entrevistó con la mujer que solía cuidar a esa anciana que, en principio, se mostró colaboradora pero luego se negó a permitirles el acceso a la vivienda, por lo que los fiscales ordenaron un allanamiento de urgencia.

Allí, los investigadores detectaron con ayuda de un nieto de la propietaria fallecida, que en esa casa también estaba todo revuelto y habían robado, entre otras cosas, un arma calibre 6.35 y su cargador, y que en un patio trasero, envuelto en una frazada, estaba el televisor sustraído de la casa de García.

La Policía y los fiscales determinaron que la cuidadora de esa casa tenía dos hermanos, uno de los cuales había recuperado la libertad hace un mes del penal de Florencio Varela, tras cumplir una condena por robos del tipo “escruche” como el cometido en esta investigación.

La fiscal Alfaro ordenó el allanamiento de urgencia de la casa de la cuidadora, en Humberto Primo 1217, y allí fue aprehendido uno de sus hermanos, Sergio Rivarola (27).

La Policía encontró en la vivienda la pistola 6.35 que había sido robada en la casa de la anciana que cuidaba su hermana y en los fondos, cinco plantas de marihuana.

Luego, los pesquisas allanaron una tercera propiedad, la casa de la madre de los hermanos, ubicada a cinco cuadras, en Joaquín V. González 1413, donde fue detenido Ezequiel Andrés Rivarola (20), el sospechoso que había salido de la cárcel el mes pasado.

Si bien no tiene valor judicial, fuentes de la investigación indicaron a Télam que en las últimas horas el menor de los Rivarola se autoincriminó frente a testigos en el robo de la casa de la calle Guido Spano, donde murió la anciana de 88 años, dijo que su hermano era inocente e indicó el lugar donde había dejado escondidas otras de las cosas robadas.

Dentro de una bolsa de nailon verde, escondida en un arbusto ubicado frente a una casa de la calle Almirante Brown 985, fueron hallados el iPad, el celular marca Huawei y dos reproductores de MP5 marca Philips y Titán, todo sustraído en la casa de García.

Los hermanos Rivarola quedaron detenidos por “homicidio criminis causa en concurso con robo agravado por escalamiento y efracción” y se negaron a prestar declaración indagatoria ante la fiscal Alfaro.