Budge: Reclaman la detención del asesino de un enfermero

Un joven, identificado como Emanuel Gamboa, fue asesinado por un ocupa luego de haber echado a las doce personas que habían usurpado la casa de sus padres, ubicada en Ingeniero Budge. En diálogo con DiarioConurbano.com, Victor Gamboa, hermano de la víctima, manifestó: “La policía ya sabe quién fue el que disparó y si bien está prófugo tenemos esperanzas de que lo detengan”. 

Emanuel era enfermero de la Clínica Espora de Adrogué y en la noche del lunes 6 de julio acompañó a su padre y hermanos al domicilio que estaba en construcción y pertenece a su familia debido a que una vecina les alertó que habían ocupado su casa. 

Según lo relatado, la familia Gamboa logró echar a las doce personas que había en el domicilio pero uno volvió con un arma, disparó dos veces en el aire y una vez más hacia Emanuel. “Le apuntó a Emanuel y el tiro le dio en la cabeza así que cuando llegaron al Hospital ya no había mucho para hacer porque era muy grave la herida”, contó su hermano. 

La Policía allanó el domicilio del acusado por el asesinato del joven y encontró armas de fuegos cortas y largas. La causa esta a cargo de la UFI 3 de Lomas de Zamora, a cargo del fiscal Lorenzo Latorre.

Los padres de Gamboa estaban construyendo esa casa en Ingeniero Budge y hacía una semana que los vecinos comenzaron a escuchar que habían varias personas durmiendo. Sin embargo, pensaron que eran albañiles hasta que una vecina sospechó de lo contrario y se comunicó con los propietarios.

“Cuando ingresaron a la casa reconocieron a un hombre que trabajaba en la feria con mi papá entonces ese hombre fue detenido pero  después lo soltaron porque no había sido el autor del disparo”, aseveró el hermano de Emanuel. 

Con respecto a las pruebas del asesinato, la familia Gamboa expresó su tranquilidad debido a que tanto el padre como el hermano de la víctima fueron testigos oculares del hecho. También, se incautaron armas, cuchillos y se realizó una revisión de huellas dentro de las habitaciones.

“El asesinato lo presenciaron mi papá y mis dos hermanos. Hay testigos de lo que pasó y lo vieron disparar. Por lo que dicen los vecinos estuvieron 4 y 5 días”, opinó Gamboa. 

Además, el padre de Gamboa realizó una denuncia por robo ya que en el domicilio había objetos de su pertenencia que desaparecieron y la familia estima que los robaron y vendieron.