Avellaneda: Se hundió en el asfalto un camión con cervezas

Un camión con acoplado que transportaba gran cantidad de cajones de cerveza se hundió en el asfalto, en Avellaneda, y algunos vecinos aprovecharon el momento para robar la mercadería.

El camión, de grandes dimensiones, se hundió este viernes al mediodía en el asfalto, en la avenida Yrigoyen y Rivadavia, partido de Avellaneda, y cuando transportaba cajones de cerveza en dirección a un depósito, para su ulterior distribución.

El vehículo, que venía sobre Rivadavia desde cervecería Quilmes y en dirección al depósito, cedió ante el hundimiento de pavimento, y los 1.200 cajones de cerveza terminaron en el piso, lo que implica más de 14 mil botellas.

Según el chofer del camión Nicolás Di Tomasso, ni bien cayeron al piso vecinos del lugar aprovecharon para apropiarse aquellas botellas que se habían salvado de ser destrozadas: "se movió todo, empezó a corcovear y el camión se fue de costado. Cayó la carga completa".

"Muchas se rompieron y las que se salvaron, la mayoría fueron saqueadas por la gente, no se pudo hacer nada. Parecían pirañas. Se pasaron la información y llegaron para llevarse lo que podían", dijo un policía que intentaba contener a los que robaban la mercadería.

"Es un recorrido que hacemos siempre, nuestra rutina cotidiana. Pero nos encontramos con esta sorpresita", dijo el chofer.

El hundimiento del asfalto pudo ocurrir según las primeras hipótesis por el mal estado del pavimento y la influencia por los intensos calores, sumado al peso del vehículo.

"Al principio estaban todos preocupados pero al primero que se llevó algo se sumaron todos", dijo el chofer.