Asesinato de una jubilada en Lanús: “No sé en que cabeza cabe hacer algo así”

La familia de Elsa Di Paolo, una jubilada de 92 años que fue asesinada este semana en Remedios de Escalada, exigió que se haga justicia y remarcó que no había cámaras en la cuadra y ningún vecino pudo ver cuando rompieron el vidrio de la casa para ingresar. El hecho ocurrió el martes a la madrugada y fue encontrada por su hijo atada y acostada en la cama. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Ariel, nieto de la mujer muy conocida en el barrio, contó: “La taparon para que nadie escuche nada, le pusieron un precinto en las manos, la golpearon, le volaron la dentadura y la mataron. No sé en qué cabeza le cabe hacer algo así, es difícil entender cómo se puede matar a una anciana para robarle monedas”. 

El hijo de la mujer la encontró a las 3.15 en su casa situada en Almeyra y San Lorenzo, Remedios de Escalada, en Lanús, e inmediatamente se comunicó con el resto de la familia. Se estima que a pesar de haber revuelto todo el domicilio, solo robaron 4 mil pesos. 

Mi abuela estaba bien de salud, se acostó a la noche después de bañarse, se ve que le rompieron la ventana, y al otro día mi tío la encontró con toda esa escena y golpeada”, relató el nieto. 

La familia contó que todos los vecinos del barrio se solidarizaron debido a que Elsa era una mujer muy estimada y vivió toda su vida ahí. Es por eso que cuando fue enterrada los vecinos la aplaudieron en conjunto.

“Ella vivió toda su vida ayudando gente, siempre solidaria, la verdad que lo dio ella, estoy orgulloso de la abuela que tuve pero jamás me imaginé que su vida la iba a terminar de esta manera”, aseguró Ariel. 

La Policía tomó huellas e hizo pericias en el lugar para encontrar indicios y determinar cómo fue el hecho. Sin embargo, por el momento ningún vecino pudo aportar su testimonio y no se registraron cámaras en la cuadra. 

Con respecto a la falta de pruebas, Ariel describió que “nadie pudo escuchar ni ver nada”. “No hay cámaras entonces espero que no quede impune como el resto de los casos. Yo estoy a una casa y media y no se escuchó nada”, agregó.

Además de reclamar por justicia, Ariel expresó su deseo para que inviertan en cámaras y en evitar este tipo de delitos. La investigación se encuentra a cargo de la comisaría 2° de Lanús y de la fiscalía 6 de ese distrito, donde se inició una causa por homicidio.