Acusan al Servicio Penitenciario de matar a un interno del penal de Florencio Varela

La autopsia al preso que murió este miércoles, generando un protesta, en la Unidad Penitenciaria 23 de Florencio Varela determinó que recibió 8 impactos de balas de goma y al menos uno de bala de plomo. Esto involucra directamente al personal penitenciario y descarta la hipótesis de un enfrentamiento entre los internos.

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) solicitó al Ministro de Justicia que se ponga en marcha un profundo proceso de democratización de la fuerza, se sancione con la exoneración a los responsables directos del hecho y a las autoridades penitenciarias responsables. También se presentó en la justicia como particular damnificado y patrocinará a la familia de la víctima.

En principio, las autoridades del penal de Varela fueron separadas de sus cargos y se investiga al personal penitenciario.

“A partir de la detección del primer caso de coronavirus padecido por una persona detenida en la Unidad 42 de Florencio Varela, se difundió un audio atribuido a un médico de salud penitenciaria que informaba del hecho y aseguraba que muchos se iban a contagiar y a morir. Esto provocó el reclamo desesperado de dos detenidos alojados en el pabellón de máxima seguridad quienes, como protesta por la demora judicial en resolver su situación, se subieron al techo de un pabellón.  Lejos de mediar e intentar el diálogo -asumiendo la situación que se vive en este contexto-, el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) comenzó a reprimir de manera brutal, lo que motivó que otros detenidos se sumen a la protesta. En el marco de esta represión Federico Rey fue asesinado producto de al menos una bala de plomo. Además sufrió varias heridas de postas de goma disparadas a corta distancia”, detalló la CPM en un comunicado.

“De inmediato las autoridades de la Unidad comenzaron a encubrir el hecho haciendo pasar el asesinato como resultado de una pelea entre internos”, añadió el organismo.

Desde el Servicio Penitenciario Bonaerense se informó que dispuso “el inmediato relevo del director de la cárcel, los tres subdirectores y el Jefe de la Sección Vigilancia y Tratamiento, mientras que avanza el sumario administrativo en que se determinará las responsabilidades de los agentes que participaron del incidente fatal”.

También informó que  puso a disposición de la fiscalía que investiga el homicidio “todas las escopetas utilizadas en el procedimiento y las vainas servidas secuestradas en el establecimiento carcelario”.