A un año del homicidio de un joven de Longchamps, se desconoce quien fue el asesino

Luego de un año del homicidio de Aaron Alejandro Condo, un joven asesinado de dos puñaladas a la salida de un boliche de Longchamps, la familia exige que se encuentre a los responsables y se avance en la causa debido a que “esta totalmente igual”. 

En diálogo con Diarioconurbano.com, Teresa, la madre de la víctima, aseguró que la investigación no pudo determinar “quiénes son los autores de las puñaladas” ni el motivo por el cual el joven asesinado se “dirigió para el lado contrario de su casa”. 

“Me dicen que están investigando, que consiguieron los mensajes de whatsapp que escribió él esa noche. Pero no hay nadie concreto o avances sobre lo que pasó esa noche”, manifestó la mujer. 

A pesar de que pasó un año de aquella noche, no hay pruebas concretas sobre el móvil del crimen, ni autores posibles sobre lo sucedido. La madre de Aaron considera que “no fue un ajuste de cuentas” y que “tampoco fue un asalto”. En esta línea aseguró que “si hubiera sido un asalto como cualquier otro, le hubieran sacado su reloj” debido a que era “muy llamativo” y “no hubieran encontrado su billetera en la vereda de enfrente”.

“Puedo pensar que tal vez haya sido una bronca hacia él pero no me parece un asalto. Para qué se habría ido caminando para ese lado. Estaba sin signos de lucha y mi hijo siempre se andaba pegando cuando le robaban”, apuntó la mujer.

El joven había salido del boliche cerca de las 5 de la madrugada sólo y un hombre poco tiempo después llamó a la Policía para informar sobre el encuentro del cuerpo. La víctima fue encontrada el 27 de octubre de 2018, a 150 metros del boliche El Castillo, ubicado en la avenida Yrigoyen al 16.200, de la vereda de enfrente y le faltaba su celular junto con la billetera. Es por esta razón, que en un primer momento se estimó que el móvil del asesinato podría haber sido un robo. 

Uno de los problemas de la causa es que no hay testigos directos que hayan visto el momento en el cual Aaron fue atacado por la espalda cuando recibió las dos puñaladas. “Todo lo que se son dichos. Hay vecinas que me comentan ciertas cosas sobre lo que pasó pero son hipótesis y no se que pensar sobre lo que le pasó”, aseveró.