A dos meses del asesinato de un joven en Longchamps, aún no hay detenidos

A dos meses del crimen de Vladimir Guzmán, un joven de 27 años que fue asesinado en febrero pasado durante un robo en un kiosco de Longchamps, su familia pide a la justicia que acelere la investigación para que se encuentre a los autores del homicidio.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Germán, el hermano de la víctima, explicó: “La fiscalía está trabajando, pero viene muy lento todo. De momento no hay mayores novedades en la causa. Hubo unos reconocimientos que no fueron positivos y nada concreto”.

Además, afirmó que la “mayoría” de las pruebas presentó la familia de la víctima. “No hay una línea de investigación que sea continua y estamos tratando de hacer todo lo posible para que se encuentre a los culpables”, expresó.

Eventos a beneficio de Vladimir

El sábado 18 de abril se organizó un evento para ayudar a la familia de Vladimir con los gastos legales de la causa y para renovar el pedido de justicia.

El próximo encuentro será el domingo 24 de abril, a partir de las 13, en Avenida Hipólito Yrigoyen 15.496, en la localidad de Burzaco.

La actividad cultural contará con shows en vivo y feria de emprendedores. La entrada será a colaboración más un alimento no perecedero para el comedor “Los Monchos”.

“Estamos haciendo estos eventos por la línea que Vladimir seguía. Él hacía música, le gustaba mucho dibujar y estaba aprendiendo tatuaje”, contó el hermano del joven.

El caso

El hecho ocurrió cerca de la medianoche del 18 de febrero último, en un kiosco ubicado en avenida Espora y Bolivar, en la localidad de Longchamps. Allí, tres delincuentes armados ingresaron con la intención de asaltar el negocio donde Vladimir y dos amigos estaban por tomar algo luego de jugar a la pelota.

La víctima y otro amigo impidieron el robo, pero uno de los ladrones le sustrajo el celular al sobrino de Vladimir y antes de escapar disparó hacia adentro del negocio

Vladimir corrió a los ladrones, se trenzó a golpes de puño con uno de ellos, que le disparó tres veces: Uno de los proyectiles le rozó la cabeza, otro proyectil le atravesó el estomago y el último le pegó en la pierna.

El joven llegó al Hospital Lucio Meléndez auxiliado por un amigo y tras dos operaciones, falleció el domingo 20 de febrero.

La causa -caratulada homicidio- es investigado por el fiscal Lorenzo Latorre, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.