Opinión: Un Estado presente en contexto de pandemia COVID 19

Por  Claudia E. González Manríquez (*)

Contexto internacional de la pandemia

En diciembre de 2019 China reporta los primeros casos de neumonía causado por un nuevo tipo de Coronavirus, que luego la OMS definiría como COVID 19 y por su extensión a otros países del mundo lo declara pandemia.

Es a partir de la declaración de la pandemia por COVID 19 que se ha generado una crisis que incluye múltiples dimensiones: la económica, la biológica, la ambiental, la sanitaria, la política, la migratoria, la alimentaria, la energética y otras.

La pandemia ha afectado más, a países desarrollados con sistemas de salud con baja capacidad de respuesta y alto porcentaje de población envejecida como Italia y España. Y que sólo fueron superados en cantidad de casos confirmados y cantidad de muertes por EEUU. Algunos datos actualizados de la OMS al día 17 de abril del 2020 de casos confirmados /muertes por COVID 19, son:

  • Japón: 9.167/ 148
  • China: 82.162/ 4.632
  • España: 188.165/ 19.629
  • Italia: 172.434/ 22.745
  • EEUU: 697.566/ 36.501
  • Brasil: 33.682/ 2.141
  • Chile: 9.252/ 116
  • Argentina: 2.669/ 122
  • Venezuela: 204/ 9
  • Cuba: 923/ 31

Cabe destacar que de los 743.607  casos confirmados de COVID 19 en el continente Americano el 89,77% corresponde a Norte América y el 8,58% Sur América.

El problema de la epidemia más que su letalidad  es su capacidad de contagio aunada a la fragilidad de los sistemas de salud y protección social producida por las sucesivas reformas neoliberales.

Los gobiernos neoliberales por décadas han llevado adelante un feroz ataque privatizador de los servicios de salud  y desmantelamiento del mismo que entorpece y/o debilita su capacidad de respuesta ante emergencias y desastres. Por ello la gravísima situación de USA que tiene un sistema de salud totalmente privatizado y la situación de Hong Kong, Singapur y Japón que tienen sistemas de salud públicos fuertes. En América Latina el contraste entre Colombia con sistema de salud privatizado y Cuba un sistema publico, universal y gratuito. Cuba además, en este contexto de pandemia, es ejemplo por su solidaridad internacional proveyendo médicos/as y equipamiento para prevenir y tratar el Coronavirus.

Pero la crisis mundial económica actual no ha sido causada por el Coronavirus, claro está, la crisis económica mundial viene profundizándose desde la crisis financiera de 2007-2008, incluso desde febrero de 2019 publicaciones  económicas anunciaron  que sería un pésimo año para las finanzas y el 2020 seria aun peor. En este marco, hasta el Banco Central Europeo solicitó a sus gobiernos planes fiscales contundentes, y posteriormente en la misma línea lo hace el Gobierno estadounidense.

Las grandes compañías transnacionales promueven el incremento de sus ganancias a costa de la manipulación genética y transgénica sin medir las consecuencias, elemento que podría catalizar el salto de un virus como este a la especie humana.

El caso de Argentina

La epidemia encontró un gobierno que recién asumía, luego de vencer electoralmente a la fuerza política que había sumido al país dos años antes en la deuda más importante de su historia, arrastrándolo a la recesión y crisis financiera, con un 35,2% de pobreza (2° semestre de 2019), un 40% de informalidad laboral, y degradando al Ministerio de Salud a rango de Secretaría. El nuevo gobierno conducido por el Presidente Alberto Fernández en cambio, recuperó los rangos ministeriales a varias secretarías y creó nuevas para abordar problemáticas como la de género y diversidades. Ante el surgimiento de la pandemia COVID 19, define junto a un comité interministerial entre otras medidas el aislamiento social, preventivo y obligatorio, y el destino del 2% del PBI al fortalecimiento del sistema de salud y políticas de apoyo económico a los grupos sociales más vulnerables. Durante el mes de marzo y de abril, tomo aproximadamente 60 medidas ante el Covid -19, anunciadas mediante Boletín Oficial. Las mismas fueron consensuadas con expertos, áreas específicas del estado, gobernadores, intendentes y con acompañamiento mayoritario de la oposición política.

Estas medidas, en el marco de la cuarentena,  se dirigen a proteger la salud de la población en su sentido más amplio (bienestar físico, mental y social), fortaleciendo el sistema sanitario con un Fondo Especial Covid 19 de $1700 millones, ampliando la asistencia alimentaria directa en 38.700 millones que se suma a los $60000 millones planificados para la tarjeta Alimentar, fortaleciendo los sectores más vulnerables con bonos extraodinarios de $3000 pesos para las jubilaciones mínimas , las AUH y las AUE, un Ingreso Familiar de Emergencia de $10 0000 para aquellos sectores informales que no pueden trabajar debido al aislamiento, licencias con goce de sueldo y trabajo remoto para el sector público que no es servicio esencial, prohibición de despidos por 60 días, un fondo de garantía de $30 000 millones para las Pymes, prohibición de aumentos de precios y de cortes de servicios, creación del programa para la emergencia financiera provincial con $120 000 millones, entre otras. Y se sigue avanzando también en rediseñar políticas en función de otros problemas que surgen en el marco del aislamiento social preventivo como el de considerar dispositivos para atención de víctimas de violencia de género, para instituciones que albergan niñas, niños y adolescentes.

En el marco de un Estado presente la crisis mundial por la pandemia del COVID 19 representa un momento de reflexión, de oportunidades, de desafíos para construir un mundo diferente, donde la solidaridad, la salud, la vida de las especies vivientes y el planeta sean prioridad.

#tecuidasnoscuidamos

#cuarentenaactiva

 

(*) Referente de Salud de Unid@s y Organizad@s