Opinión: Un discurso que fortalece la unidad y busca justicia ante el saqueo de la derecha macrista

Por Claudio Morell (*) Las palabras del presidente Alberto Fernández en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación dieron lugar a una profunda reflexión sobre el presente y lo que se puede avizorar hacia adelante, en medio de una pandemia inédita como la del Covid-19 y las acciones para que la vacuna llegue a todos, pero también con la dura pelea que el Gobierno del Frente de Todos debe seguir librando como consecuencia del fraude político y económico que le dio identidad a la gestión de Cambiemos, con Mauricio Macri a la cabeza.

 

Sentado junto a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Alberto anticipó que dio instrucciones “para que se inicie una querella criminal para determinar quiénes fueron los autores de la mayor administración fraudulenta y malversación de caudales públicos de la historia”. En ese sentido, recordó el negociado con el Fondo Monetario Internacional para que este organismo le prestara a la Argentina sumas multimillonarias que pretendían saldar a costa de la miseria de los argentinos y las argentinas.

 

Considero que fue acertada y necesaria la denuncia penal contra Macri y el equipo económico por el saqueo y la fuga de capitales acordada con el FMI. Por eso, también hago eco del mensaje de ayer para que los responsables rindan cuentas de sus actos y dejen de dar clases de economía como si su gestión hubiera sido un éxito.

 

Por otra parte, celebro las medidas que el Jefe de Estado tomará en materia judicial, ámbito en el que jueces y fiscales se mueven cómodos al ritmo de la oposición y de la derecha, que practica el lawfare para desacreditar a exfuncionarios y exfuncionarias, desestabilizando a un gobierno legítimo elegido por el pueblo y ensuciando a la democracia, término que no se les cae de la boca pero no ejercen. Es la única manera que tienen de buscar algo de imagen positiva, ya que con acciones concretas a favor del pueblo no pudieron ni quisieron hacerlo.

 

Me solidarizo, entonces, con los compañeros y compañeras que hoy son perseguidos políticos, como Cristina, o que directamente están presos, como Amado Boudou, Julio De Vido, Milagro Sala, Luis Delía, entre otros y otras. El fiscal Carlos Stornelli está procesado por delitos severos como espionaje pero sigue en funciones como si nada sucediera, no se le aplica la detención preventiva, a sabiendas de que su poder residual puede obstruir la investigación. Es la doble vara de la Justicia cómplice de la derecha que beneficia a los odiadores seriales.

 

Destaco el anuncio sobre la creación de un tribunal federal de garantías como paso previo a la Corte, la reforma de la legislación en materia de “recurso extraordinario”, la implementación del juicio por jurados y la insistencia con la modificación del funcionamiento del fuero federal. Es imprescindible que se lleven a cabo estas reformas, que además repercutirán positivamente en aquellas mujeres que denuncian violencia de género y hoy no son escuchadas.

 

El gobierno de Cambiemos también había dejado desprotegidos a los usuarios y usuarias de servicios públicos esenciales como la luz, el gas, el agua, que tienen sus tarifas dolarizadas. Sumado al cierre de empresas, fábricas y comercios, el desempleo aumentaba, y así, muchas familias se veían obligadas a elegir entre pagar las boletas con números exorbitantes o comer.

 

En este marco, opino que es una gran noticia que Alberto haya anunciado que impulsará un proyecto de ley para desdolarizar las tarifas de los servicios públicos y garantizar que las mismas estén en línea con los ingresos de los trabajadores y trabajadoras. Las organizaciones sociales y organismos de defensa al consumidor vienen hace años bregando por la sustentabilidad productiva y la justicia distributiva.

 

Como subsecretario de Educación Popular, Formación Profesional y Participación del Municipio de Lomas de Zamora, como coordinador de Unidos y Organizados Provincia de Buenos Aires y como militante, quiero comprometerme a seguir estos lineamientos trabajando como lo venimos haciendo hace tantos años, colectivamente, en los barrios, en las áreas municipales, en los ámbitos institucionales y fomentando propuestas de participación popular.

 

Continuaremos defendiendo al gobierno de Alberto y Cristina, al de Axel Kicillof y al de Martín Insaurralde contra las críticas de sectores políticos y económicos que buscan fracturar la unidad de nuestro proyecto nacional y popular, sembrar la polarización y profundizar la discordia entre el pueblo argentino.

 

(*) Referente de Unidos y Organizados de Lomas de Zamora

 

Foto: La Nación