Opinión: Para seguir construyendo un proyecto nacional, los más ricos también tienen que pagar

Por Claudio Morell (*) Una vez más, los sectores populares de la Argentina tendrán el martes próximo la oportunidad de levantar en alto las banderas de la igualdad en el acceso a los derechos sociales más básicos: la Cámara de Diputados tratará en el recinto el proyecto de Ley de Aporte Solidario Extraordinario de las Grandes Fortunas, que, de ser aprobada, permitirá paliar las consecuencias de la pandemia del coronavirus y la crisis generalizada que heredamos de Mauricio Macri y compañía.

 

Me enorgullece la actitud de los diputados y las diputadas del Frente de Todos, que a través de los compañeros Máximo Kirchner y Carlos Heller, impulsaron que se realice una sesión especial en el Congreso, la cual será acompañada puertas afuera con una gran movilización de las organizaciones sociales, gremiales, políticas y barriales que venimos reclamando hace mucho tiempo que los más ricos del país también paguen.

 

Todas las acciones que viene desarrollando el gobierno del presidente Alberto Fernández y de la vicepresidenta Cristina Fernández para combatir el Covid-19 tienen como objetivo central volver a poner a la Argentina de pie, pero para lograrlo, es necesario que esas menos de diez mil personas que históricamente concentran las mayores riquezas del país se comprometan, porque en definitiva, para ellas no representa ni un vuelto del supermercado, pero sí permitiría que las familias de clase media y baja se recuperen de una de las crisis sanitarias y económicas más importantes.

 

Desde Unidos y Organizados de la provincia de Buenos Aires estamos convencidos y convencidas de la importancia de seguir construyendo un proyecto nacional y de participación popular, de la mano de Alberto y Cristina, y con la figura de Néstor como faro. Entendemos que ser kirchneristas es atender a este tipo de causas igualitarias.

 

 

(*) Referente de la Agrupación Unidos y Organizados Provincia de Buenos Aires.