Opinión: La secundaria con oficios, ¿va a seguir?

Por Diego Molinas (*) Esa es la pregunta cotidiana desde diciembre para miles de docentes, instructores, tutores y cientos de miles de estudiantes que desde hace cuatro años hacen parte esta experiencia educativa.

Secundaria con oficios desembarco en los territorios como una propuesta de educación formal de la Dirección de Educación de Adultos de la Provincia de Buenos Aires, convirtiéndose en poco tiempo en una herramienta pedagógica masiva, presente en la mayoría de los distritos de la Provincia.

Como novedad este programa incorporo la articulación pedagógica entre el docente curricular y el instructor de formación profesional, lo cual permite que en procesos paralelos el estudiante aprenda un oficio y a la vez termine su secundaria. En la dura crisis económica desatada a partir de la llegada del Macrismo la posibilidad de la salida laboral genero entusiasmo en muchísimos/as vecinos/as bonaerenses de los barrios más humildes, que ven al programa como una posibilidad de adquirir herramientas para reinsertarse en el mundo del trabajo.

Otra importante novedad, fue la incorporación de la figura del tutor sociolaboral, el cual tiene como tarea buscar la matrícula y sostenerla, hacer seguimiento de los estudiantes y ser el articulador entre el territorio y la estructura educativa.

El tutor se volvió el rostro del programa en el barrio, inspectores, directivos, equipo central del programa, coordinadores territoriales, actualizan constantemente lineamientos y criterios, que el tutor debe adaptar al territorio y comunicar a los diferentes actores que forman parte de la trama educativa.

En estos momentos en los que no hay respuestas sobre la continuidad del programa el tutor sigue siendo la cara hacia el barrio, gestionando desde la individualidad angustias y malestares de docentes y estudiantes que hasta hace poco tiempo eran parte del sistema educativo, que en la actualidad guarda un atronador silencio en relación al programa secundaria con oficios.

Inspectores y otras autoridades medias aseguran que el programa va a continuar, que hay que esperar y tener paciencia, sin embargo, en esta situación de cuarentena la novedad de haber cobrado este mes la suma escasa de 3872$ (tres mil ochocientos setenta y dos pesos), no hizo más que generar una gran angustia y sembrar con fundamento la idea de que el programa puede desaparecer dejando sin ningún tipo de cobertura previsional y económica a miles de trabajadores de la educación afectados desde hace años a este programa.

Consideramos que en esta crisis desatada a partir del corona virus el programa tiene mucho que aportar, el cual tiene a ciento de miles de estudiantes formados en diferentes oficios que en esta coyuntura están sin continuidad pedagógica, muchos de ellos pudieran estar aportando sus saberes a la producción de materiales fundamentales para la prevención y abordaje de la pandemia (barbijos, material sanitario, campañas de prevención) y otras tantas iniciativas que puede aportar este programa educativo asentado en los barrios más humildes del conurbano bonaerense, en donde el tutor sociolaboral conocedor del territorio y de sus actores puede ser una pieza clave en el combate que libra el país contra el COVID 19.

Miles de docentes y estudiantes estamos a disposición para hacer nuestro aporte, es imprescindible en este momento doloroso que atraviesa el país y el mundo, tener certezas sobre nuestra situación laboral y poder darles tranquilidad a nuestros estudiantes sobre su continuidad pedagógica.

Docentes, tutores, instructores y estudiantes hemos con mucho esfuerzo aportado a la construcción y sostenimiento del programa secundaria con oficios, hacemos publica nuestra decisión de seguir aportando en lo que haga falta, cuente el estado provincial y nacional con nosotros.

 

(*) Tutor Sociolaboral. Secretario de Educación. Movimiento Octubres.