Opinión: La niñez y la adolescencia, una agenda esencial

Por Leonardo Martone (*) En este artículo quiero hacer mención al trabajo esencial que vienen desarrollando los y las trabajadores de niñez,  una de las actividades a mi criterio importantísimas que se debe colocar en la agenda social permanentemente.

Ahora bien, para poder adentrarnos en el mundo de lxs trabajadores de niñez debemos conocer sus especificidades, sus tareas y sus responsabilidades. Es dable mencionar que lxs trabajadorxs de niñez y  adolescencia  durante estos  120 días de ASPO no dejaron de trabajar y pusieron sus cuerpos, sus saberes y competencia para brindarles amor a  “lxs únicxs privilegiados”.

En este caso, voy a citar a  “lxs trabajadorxs  de los hogares de niños, niñas y adolescentes” (operadores de niñez, asistentes en minoridad) quienes deben lidiar con el virus, respetando los protocolos pero también poniendo en riesgo sus vidas y la de sus seres queridos. Planteo esta situación porque las y los trabajadores que asisten en el cuidados integral de NNyA en los hogares convivenciales o  las casas de abrigo son los que deben cuidar de manera integral a los niños, niñas, adolescentes sin cuidados parentales, con alguna patología mental, inmunodepresiva  o discapacidad.  Esta tarea de contacto, de afecto, de escucha, de asistencia entre muchas otras tareas se vio modificada en estos meses y sus trabajadorxs debieron llevar adelante  distintas estrategias que implican el cuidado de su salud y el cuidado de la salud  de los NNyA en instituciones.

Hacer la tareas educativas, realizar actividades físicas si la institución se los permite, lidiar con la mala conexión de internet o la falta de computadoras y celulares, transitar enfermedades y tratamientos  son algunos de los problemas cotidianos que abordan estos profesionales sin mencionar si alguno de los pibes padece o padeció COVID 19 activando los protocolos que la mencionada enfermedad amerita.

Las autoridades de los hogares limitaron la circulación de personas, pusieron en práctica barreras protectoras de higiene,  definieron corredores para el abastecimiento de insumos, definieron guardias semanales donde lxs trabajadores debieron quedarse en muchos casos en sus lugares de trabajo a dormir para disminuir el riesgo al contagio.

Según datos extraídos del Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia (OPNyA) en la órbita de la Subsecretaria de Promoción y Protección de Derechos, existen 23 dispositivos estatales para el alojamiento de NNyA, siendo 15 los “Hogares convivenciales y un parador” los  que asisten a NNyA de 0 a 18 años divididos en edades y especialidades. En el caso de las Casas de Abrigos son 9  debiendo alojar a  los NNyA por el plazo de 180 días momentos en el que se vence la “medida de protección especial” (medida de abrigo). En muchas ocasiones lxs NNyA permanecen mayor tiempo que el estipulado en la medida de abrigo, siendo necesario revisar la estrategia de intervención para cumplir con los marcos normativos y promover sus derechos.

A esta descripción  se le debe sumar las instituciones conveniadas por el OPNyA (ONG y municipales) alcanzando un universo cercano a las 200 instituciones (casa de abrigos y hogares convivenciales). Cabe destacar que estas instituciones  también cuentan con trabajadores esenciales inscriptos en distintas modalidades de trabajo (monotributo o voluntariado).

Todas estas instituciones estatales o conveniadas alojan a más de 3500 niñas, niños y adolescentes de la provincia de Buenos Aires siendo necesario manutención diaria de cada uno de ellos y ellas.

A mi criterio, Identificar problemas, jerarquizarlos e intervenir en consecuencia, merece una inteligencia colectiva que ponga en palabras las propuestas de lxs trabajadores, el impacto de la política pública (evaluación permanente), la articulación con dispositivos cercanos al lugar de origen de cada uno de lxs NNyA, la actualización permanente, la escucha atenta y profesionalizada puesta en los sujetos de derechos, el trabajo en red y la mirada interdisciplinaria, intersectorial e interministerial  entre otros posibles aspectos.

Es menester mencionar también  el trabajo esencial de lxs trabajadorxs de los dispositivos territoriales, profesionales que ejercen en los Servicios Zonales y Locales quienes desde la más diversas complejidad deben dar cumplimiento a los marcos normativos vigentes. Lidiar con   las exigencias de jueces que “ordenan” ingresos muchas veces sin coordinar o exponerse a situaciones de violencia cuando deben dar cumplimiento efectivo a  una “medida de abrigo”. Es dable mencionar que muchos de estos trabajadorxs se encuentran en situación de precariedad laboral con bajos salarios, sin los recursos necesarios,  con equipos diezmados sin el debido reconocimiento donde muchas veces deben apelar al trabajo artesanal y a las redes propias para dar soluciones y eventualmente promover los derechos de los NNyA.

En estos 6 meses de transitado el gobierno actual, fueron muchísimas las medidas que se implementaron después de la situación de tierra arrasada en la que dejo el Gobierno de Macri en la Nación y  Vidal en la provincia de Buenos Aires. El Gobierno de Alberto y Axel  fortaleció el sistema de salud inaugurando nuevos hospitales, robusteciendo el sistema público de salud, realizando testeos, organizando centros comunitarios de aislamiento e instruyendo  a la ciudadanía para el aislamiento social preventivo y obligatorio.  Se acompaño con medias económicas a las industrias y pequeñas y medianas empresas.

En materia de niñez, adolescencia y familia se facilitó la tarjeta alimentar, el ingreso familiar solidario. En la provincia de Bs As se aumento considerablemente la asistencia alimentaria a través de Sistema Alimentario Educativo, facilitando bolsones de mercadería a través de las escuelas primarias y secundarias situadas en los territorios. A mi entender, se regularizó el pago en conceptos de becas para los hogares y casas de abrigos (comunidades terapéuticas, clínicas psiquiátricas, familias solidarias), centros de día, UDI entre varios programas de transferencia de dinero. Seguramente es necesaria una actualización en los montos de las becas ya que la devaluación que atraviesan las instituciones es la misma que transita la mayoría de los argentinos con el agravante que estas instituciones asisten, promueven y protegen a los NNyA que lamentablemente tienen que transitar una situación de institucionalización.

Es menester mencionar que en la actualidad se está impulsando una agenda legislativa (nacional) que implica trabajar en varios ejes entre ellos el  “Reconocimiento de las respuestas Comunitarias para la niñez y adolescencia”, la creación del Instituto Nacional de las Organizaciones Comunitarias, y un Régimen Laboral del Trabajador y Trabajadora Comunitario (https://www.hcdn.gob.ar/diputados/cbernazza/). Y en la provincia de Buenos Aires  el proyecto de Ley, que tiene media sanción en la Cámara de Diputados y se va a tratar en los próximos días en la Cámara de Senadores, declarando  de interés público a todas las Organizaciones Civiles Sin Fines de Lucro de la Provincia de Buenos Aires como los Comedores, Clubes de Barrio, Centros de Jubilados, Sociedades de Fomentos, Jardines Comunitarios, Organizaciones de Migrantes y Organizaciones de la Comunidad. El proyecto  brinda una serie de beneficios jurídicos, fiscales y tributarios en el marco de la crisis que vienen sufriendo desde hace cuatros años y que se profundizó con la pandemia (https://intranet.hcdiputados-ba.gov.ar/proyectos/20-21D1100012020-05-3020-00-51.pdf).

Seguramente muchas de estas iniciativas no alcanzan, pero  a mi criterio la direccionalidad y la presencia de un Estado presente que privilegia y privilegió la vida sobre la economía permito fortalecer el sistema de salud y poner en sobre la mesa muchos déficit que vienen siendo arrastrados de tiempos remotos. Sin duda, la niñez y la adolescencia es una agenda esencial que implica la co-responsabilidad de todo el sistema de promoción y protección de derechos que invita a los ciudadanos a colaborar con una niñez y adolescencia feliz  y que obliga al Estado a dar respuestas integrales.

(*) Trabajador Social. Presidente del Colegio de Trabajadores Sociales de Lomas de Zamora. Docente de UNLZ y UNAJ.

#Quedateen Casa

#NadieSe SalvaSolo