Opinión: Aportar desde lo local al Plan Argentina contra el Hambre

Por Claudia González (*) Las autoridades del Gobierno Nacional, Provincial y Municipal presentaron el Plan Argentina contra el Hambre en Lomas de Zamora. A partir del viernes 27 de enero comenzarán a entregarse las primeras 25 mil tarjetas alimentarias que inyectarán a la economía local alrededor de $150 millones al mes. que beneficiarán a unos 34 mil niños y niñas.

Se trabajara en cuatro ejes: emergencia, producción de alimentos, economía social, y salud y educación; adelantó que trabajarán con un centro avícola y que se fomentarán granjas comunitarias y huertas agroecológicas para la producción de alimentos, y que junto al Instituto Municipal de la Producción, el Trabajo y el Comercio Exterior y la Cámara de Comercio de Lomas la idea es generar un registro de productores para intensificar un programa de compre local. Se llevarán adelante talleres de capacitación con nutricionistas para las beneficiarias de las tarjetas y que habrá controles de salud periódicos en centros de primera infancia y salitas barriales, y un programa para monitorear durante los primeros 1000 días a todos los bebes que nazcan en el Hospital Materno Infantil Oscar Alende de Ingeniero Budge.

La tarjeta alimentaria solo le corresponde a los beneficiarios de Asignación Universal por Hijo (con chicos de hasta 6 años), embarazo ( a partir de los tres primeros meses) y discapacidad.

Según ENNYS 2019, FAO, UNICEF y relevamiento de organizaciones sociales el principal problema de malnutrición y que ha ido en aumento en la Argentina es el sobrepeso y la obesidad, que hoy ronda  el 45% en niños y niñas y el 60% en adultos/as asociados a deficit nutricionales y complicaciones metabólicas. Entonces es de destacarse la gran importancia de aumentar el consumo de verduras y frutas, y no solo  de lácteos, carnes, huevos y legumbres, semillas y aceites, y de disminuir el consumo de ultra procesados aportados por la industria de alimentos que son de muy baja calidad nutricional, que se venden a un costo alto, que se transportan  a grandes distancias aumentando el uso de combustible y contaminación ambiental. Es la oportunidad para pequeños productores, productores familiares, cooperativas de alimentos y redes de comercio mas cerca mas justo ingresen al circuito de comercialización a través de gestionar sus post nest y ofrecer casi sin intermediarios y sin recorrer grandes distancias productos de buena calidad y seguridad nutricional, que para ser producidos utilizan lógicas de cuidado del ambiente, del producto, de las y los productores, de las y los consumidores, generando espacios de encuentro, a precios justos.

“En Argentina no puede haber hambre. Esto no es debatible, es una regla” sentencio el Ministro Daniel Arroyo en varias oportunidades. Por ello desde los distintos espacios políticos, sociales e institucionales debemos hacer nuestro mejor esfuerzo, aportes e ideas para aportar localmente a este plan.

(*) Nutricionista y responsable del Área de Salud de Unidos y Organizados