Opinión: Aborto legal, seguro y gratuito. En la calle y en todos los ámbitos seguiremos dando la pelea

Rezano Paola Opi

Por Paola Rezano*. El pasado miércoles 8 de agosto desde el Movimiento de Mujeres volvimos a escribir una de las páginas más importantes de la historia de lucha por la conquista de nuestros derechos. Se perdió la votación pero la agenda pública ya está instalada y muy a pesar de los anti derechos no hay retroceso posible.

En estos últimos meses se terminó de materializar en miles y miles de mujeres de todas las edades esa lucha por el derecho a decidir que comenzó con la creación de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito allá por el 2005 en el Encuentro Nacional de Mujeres.

La noche lluviosa y fría del miércoles fuimos millones nutriendo la marea verde que se desplego por las calles del congreso y en las plazas y lugares públicos de todo el país. También hubo manifestaciones de mujeres en otros países en solidaridad con la lucha que estamos llevando adelante las argentinas.

Después de 17 horas de debate 38 senadores y las senadoras volvieron a condenar a la clandestinidad a las mujeres y personas gestantes. Escuchar los argumentos de muchos de ellos y de ellas puede provocar muchas sensaciones, la mayoría de ellas vinculadas al asombro y las náuseas por tener representantes tan faltos de argumentos, información y sensibilidad. Un ejemplo de esto fue la argumentación del senador salteño Urtubey quien expreso “hay casos en donde una violación no tiene esa configuración clásica de la violencia sobre la mujer…”  y el festejo de la vice presidenta Gabriela Michetti como si el resultado de la votación hubiera sido un gol en el mundial y no lo que realmente es: que el aborto clandestino sigue existiendo y se cobrara la vida de las mujeres que deban recurrir a él para interrumpir un embarazo no deseado.

Cuatro meses duro este histórico debate por la legalización del aborto en el Congreso Nacional: desde aquel 14 de junio, luego de 700 exposiciones en comisión, la Cámara de Diputados le dio media sanción en una sesión maratónica que duro 23 horas con cientos de miles de mujeres en las calles. Asi llegamos al tratamiento en el senado con las presiones de los sectores conservadores políticos y religiosos que lograron los 38 votos en contra.

Como dijo nuestra compañera Cristina Fernández de Kirchner en su intervención desde su banca de senadora: “…En realidad creo que tenemos que entender, y sobre todo también desde mi propio movimiento político, que vamos a incorporar la cuestión feminista: a lo nacional y popular que caracterizo al peronismo durante décadas y que luego de la década de la dictadura incorporamos la cuestión democrática y entonces dijimos somos nacionales, populares y democráticos vamos a tener que incorporarle: NACIONAL, POPULAR, DEMOCRATICO Y FEMINISTA.”

Esta vez el resultado de la votación fue adverso y el aborto seguirá siendo clandestino por la decisión de un grupo de senadores y senadoras que responden a lo más oscuro y retrogrado de nuestra sociedad. Pero en las calles, en las plazas, en las organizaciones de todo tipo y en las miles y miles de pibas jóvenes que hoy andan por las calles con el pañuelo verde en sus mochilas, en sus cabellos en sus puños ya no hay vuelta atrás: la lucha está instalada, es potente y seguirá hasta, como dice la consigna, QUE SEA LEY.

 

*Referente de Mujeres del Sur