Opinión: 17 femicidios en los primeros 20 dias del 2019: NI UNA MENOS

Por Nadia Valdez y Paola Rezano (*) Aún no ha transcurrido el primer mes de este 2019 y las estadísticas nos muestran que la violencia machista sigue intacta, el año pasado hubo 259 femicidios, una mujer cada 34 horas fue asesinada por el solo hecho de ser mujer.  En lo que va de este 2019 ya son 17: Celeste, Romina, Daiana, Carla, Susana,  Agustina, Silvia, Liliana y la lista sigue también con numerosos travesticidios y crímenes de odio que ni siquiera se publican en las páginas de los diarios. Sumado a esto la gran cantidad de abusos y violaciones denunciadas nos da un panorama catastrófico para las mujeres, niñas, adolescentes y personas diversas.

El escenario en el que transcurrimos no es fácil ya que el ajuste en materia de políticas públicas ordenado por el FMI y ejecutado por el Gobierno Nacional de Mauricio Macri y el Provincial de María Eugenia Vidal no hace más que favorecer a la pérdida de derechos y al empobrecimiento brutal de toda la población que afecta de manera particular a nosotras las mujeres. El proclamado por la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres como el “feminista menos pensado” ha designado sólo 11 pesos por persona para combatir la violencia de género  en el Presupuesto 2019, los anuncios realizados son solo mas promesas que nunca se concretan y mientras tanto nos siguen matando. El estado no garantiza nuestros derechos y por el contrario los niega como sucedió en Jujuy con la niña que fue abusada y obligada a llevar adelante su embarazo sin que se respete el derecho de acceso a ILE.

Las Garantías que nos brinda el Estado en primer Lugar y la Justicia después son nulas. Las políticas destinadas para esto son pocas y la Justicia no actúa con inmediatez ante los femicidios y las  denuncias tanto de violencia como de abusos. Muy por el contrario, los últimos fallos en casos de femicidios han sido tan lamentables que solo refuerzan el patriarcado y la vulnerabilidad en que nos encontramos.

El Tercer eslabón de este sistema que nos oprime y excluye, es la Sociedad Patriarcal que apaña a femicidas y abusadores, re victimizando  a la Victima como la culpable de la situación en la que está inmersa. En este sentido juegan un papel primordial los medios hegemónicos de comunicación que refuerzan estereotipos y comunican sin perspectiva de género.

Ante esto es tarea del movimiento feminista  redoblar la Lucha para revertir esta situación. Y por eso ya nos estamos organizando para el paro y movilización del 8 de marzo.

Ante un gobierno neoliberal que nos ajusta, nos reprime y nos niega derechos nosotras decimos: NI UNA MENOS, VIVAS, LIBRES Y EN LAS CALLES NOS QUEREMOS!

(*) Integrantes del Frente de Géneros De Unidos y Organizados Lomas y Mujeres del Sur.