Villa Albertina: La familia de los niños atropellados por un remisero reclamaban que sea detenido

La familia de los dos niños atropellados por un remisero en Villa Albertina exige que se investigue al chofer del auto ya que se lo liberó. Mientras los dos menores de edad de 9 y 12 años luchan por su vida, sus más cercanos esperan que la policía se involucre en el caso y que la justicia lo detenga otra vez. 

El hecho ocurrió en la esquina de Bustos y Zuloaga, en Villa Albertina, en Lomas de Zamora, el 3 de septiembre pasado. Se estima que los dos niños junto a un familiar realizaron unas compras y el auto que trasladaba a dos pasajeros se subió a la vereda luego de perder el control. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Fernan Ledezma, tío de las víctimas, aseguró que “a las horas fue liberado” y que si vuelve a conducir “podría matar a alguien más”. “Al parecer él estaba alcoholizado y en una esquina quiso doblar a más de 80 km, no hay una persona cuerda que quiera doblar tan rápido”, alertó.

Luego del hecho, los dos menores fueron trasladados al Hospital de Florencio Varela y los vecinos detuvieron al chofer que, según lo relatado, se quiso fugar. La familia de las víctimas realizaron la denuncia y una marcha para que la causa avance y se lo vuelva a detener.

“Esta persona destruyó una familia y esos dos nenes ahora luchan por su vida, para salir adelante. Le pudo pasar a cualquiera, todos los vecinos lo entienden y se solidarizan”, contó Ledezma.

La familia de los dos niños espera que la policía vuelva a detener al remisero y que tengan en cuenta el relato de los testigos que vieron lo que sucedió. “Era hora pico, salieron todos a comprar así que hay muchos testigos, evidencias, videos que muestran cómo el vehículo impacta al local”, especificó.

Por el momento, ambos se encuentran en un estado crítico. Mientras Alejandro Aguirre, de 9 años, se mantiene en terapia intensiva estable a causa de un traumatismo en el cráneo, Americo Jose Aguirre, de 12, se encuentra más complicado porque la rueda le pasó por arriba. 

“Los doctores los medicaron, trataron de bajarle la inflamación pero tienen que tener mejoras propias porque no pueden hacer más”, señaló el tío de ambos.

Además, Ledezma explicó que “intimidaron a la familia para que no hagan la denuncia”. “No nos vamos a atemorizar por amenazas o por quienes no quieren que salga a la luz. El primer responsable es el autor porque no venía en condiciones seguras y hasta que no vaya preso no vamos a parar de movilizarnos, no queremos que quede en la nada”, destacó.

La causa se encuentra en la UFI 10 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.