Un juez acusó al procurador Conte Grand de colaborar con la superpoblación en cárceles bonaerenses

En el fallo que permitió el arresto domiciliario de cerca de 800 detenidos en el marco de la pandemia por el coronavirus, el juez del Tribunal de Casación bonaerense, Victor Violini, cuestionó duramente a procurador Julio Conte Grand, a quien acusó de haber sido “artífice de instrucción que colaboraron a la superpoblación carcelaria” que ahora se intenta aliviar.

La afirmación volvió a exponer una interna judicial en la Provincia y mostró que la figura del procurador general genera fuertes resistencias en distintos funcionarios.

Justamente, días atrás había trascendido el audio de una video conferencia donde Conte Grand cuestionaba los pedidos de morigeración de penas en el marco de la pandemia, contradiciendo indicaciones de la Suprema Corte.

El fallo de la Sala I del Tribunal de Casación Penal bonaerense de este miércoles hizo lugar a un hábeas corpus masivo presentado por los 19 defensores oficiales bonaerenses que invocaron la situación de hacinamiento y de inhabitabilidad de comisarías y penales para aquellos detenidos de más de 65 años o con patologías que los incluyen en grupo de riesgo ante el posible contagio del coronavirus.

El escrito fue firmado por Victor Violini, uno de los más duros críticos de la gestión de Conte Grand, quien controla la labor de todos los defensores y fiscales generales bonaerenses.

En su fallo Violini se encargó de recordar cuál había sido la actitud oscilante y contradictoria de Conte Grand en los últimos años, en torno a las excarcelaciones.

“Me veo obligado a observar que el señor Procurador General de la Provincia de Buenos Aires, doctor Julio Marcelo Conte Grand, que ahora parece erigirse como una suerte de héroe o líder mediático en medio de la pandemia decretada, ha sido, en los cuatro años pasados, el artífice de instrucciones (nunca resistidas por parte de algunos defensores que ahora recurren) que provocaron la proliferación de pedidos de prisión preventiva (mantenidos mediante recursos) y colaboraron de modo sustancial con la superpoblación carcelaria y la situación de hacinamiento imperante, que recién ahora, en la crítica circunstancia de la pandemia mundial decretada, parece revertir a través de la Resolución Nº 158/20, oscilando entre Torquemada y Mandela”, disparó el juez de la Casación.

De esta manera, se escribió un nuevo capítulo de la interminable interna en la justicia bonaerense. Una pelea que parece no tener final.