Un fiscal pidió prisión preventiva para los acusados de matar al diácono de Temperley

El fiscal de Lomas de Zamora Gerardo Morohaz solicitó la prisión preventiva para los dos dos jóvenes de 19 y 20 años detenidos por el crimen del diácono Guillermo Luquin, ocurrido el 7 de junio pasado en su casa de Temperley.

Fuentes judiciales informaron a DiarioConurbano.com que el fiscal solicitó la prisión preventiva imputándolos de “homicidio y robo agravado por el empleo de arma”.

En los próximos días, la Justicia de Garantías de Lomas de Zamora deberá decidir si convalida el pedido de Morohaz. De hacerlo, lo más probable es que los detenidos deban esperar tras las rejas el juicio oral y público.

Según trascendió, para el fiscal fue clave la declaración de uno de los imputados y los resultados de las pericias realizadas en el lugar del crimen.

Los imputados son Roberto Javier Céspedes (19) y su pareja Leonel Iván Martínez (20), quienes se entregaron dos días después del hecho en la comisaría 8va. de Villa Galicia, luego de que la policía allanara varios domicilios de sus familiares.

Los imputados y el diácono vivían a escasas 4 cuadras en Villa Galicia, en Temperley Este. Antes de entregarse, Céspedes reconoció que se peleó con Luquin y lo golpeó, pero enmarcó lo ocurrido en un supuesto ataque sexual que habría llevado adelante el diácono.

Luquin, además de diácono en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, era empleado en el Banco Provincia de Temperley.