Triple crimen narco de Monte Grande: a tres años, no encuentran a los asesinos

El 30 de agosto de 2018 dos adolescentes de 16 y un joven de 18 años fueron fusilados en un descampado del Barrio La Victoria en Monte Grande. Las víctimas consumían paco y le debían dinero a un poderoso tranza de la zona, quien los habría mandado a matar. A más de tres años, la causa no tiene ni detenidos ni imputados, y crece la posibilidad de que se cierre el expediente.

Las víctimas fueron los hermanos Osmar y Pedro Palacios, y Miguel Díaz. El descampado, ubicado en Lavalle al 5000, en Monte Grande, en el que los asesinaron, era usado por narcos para vender paco a jóvenes y adolescentes.

La familia de los hermanos Palacios denunció, desde un principio, la inacción judicial y la falta de control de la zona por parte de la Policía. “Después de los crímenes siguieron vendiendo droga en el barrio”, aseguró la hermana de Osmar y Pedro, en diálogo con DiarioConurbano.com.

En la causa se reunieron pocos testimonios que aportarán datos concretos sobre el triple crimen. “Es muy difícil encontraron a tres años gente que quiera hablar. Siempre hubo mucho miedo en el barrio”, explicó uno de los investigadores del caso.

La única certeza en cuanto al móvil es que se trató de ajuste porque los jóvenes le debían dinero a tranzas de la zona por el paco que compraban para consumir.
Un hombre estuvo sospechado desde un principio. Todos en el barrio lo señalaban como

vendedor de droga. Lo cierto es que no hubo más pruebas que esos testimonios y el sujeto no apareció más por el barrio. Allí sostienen que está escondido en Paraguay.
La causa está radicada en la UFI 2 de Esteban Echeverría, a cargo de la fiscal María Paula Sagade Sánchez.